Por Alejo Pombo

El ministro de Economía, Martín Guzmán, pidió al FMI que «revise y modifique» los recargos que aplica en los créditos que otorga, al advertir que «crean inequidades que perjudican de forma desproporcionada a los países de ingresos medios», como la Argentina.

El jefe del Palacio de Hacienda disertó este viernes en la primera reunión virtual de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales, en el marco de la presidencia italiana del G20.

Guzmán advirtió que esta política de recargos «es desigual, porque afecta de manera desproporcionada a los países emergentes y de ingresos medios con las cuotas más bajas, y es procíclica, porque impone condiciones más duras a los países que tienen condiciones de mercado más adversas».

«Esta política será revisada este año, y consideramos que para salvaguardar la estabilidad financiera global, es muy importante que trabajemos juntos para revisar y cambiar esta política, de manera que tengamos un sistema más equitativo y que no sea procíclico», añadió el ministro, en un comunicado difundido por Economía.

Asimismo, manifestó que «la Argentina apoya plenamente una nueva asignación general de derechos especiales de giro, que proporcionará fondos para las economías de ingresos bajos y medios que se necesitan con urgencia». En esta línea, Guzmán aseguró que «el momento en que más se necesitan es ahora, por lo que debemos actuar con rapidez».

Por otra parte, señaló que «la forma virtual en que estamos celebrando esta reunión nos recuerda que la pandemia todavía nos acompaña y que atravesamos desafíos sin precedentes para la formulación de políticas». Dijo que «si no construimos las condiciones necesarias a nivel global, la recuperación será sin duda asimétrica».