Por Gabriel Rodriguez

La doctora Graciela Sarmiento, responsable ante Nación del Plan COVID-19 de San Luis, explicó por qué es fundamental que toda persona que sea contacto estrecho se aísle.

“Una persona es contacto estrecho cuando estuvo en contacto con un caso positivo durante un periodo de 15 minutos o más sin las medidas adecuadas de protección, que son los dos metros de distancia más el uso del tapabocas de ambas personas, y esto se cuenta desde 48 horas previas al inicio de los síntomas o desde el hisopado si fuera una persona asintomática. También, lo es todo conviviente de un caso positivo”, indicó.

En el caso específico de los contactos estrechos convivientes, el aislamiento comienza a partir de la identificación del caso positivo. Si los convivientes son varios y alguna otra persona del grupo resulta positivo posteriormente, aquellos contactos estrechos que siguen sin síntomas deberán comenzar nuevamente la cuenta de los 10 días de aislamiento, y a medida que se vayan detectando casos positivos entre los convivientes en forma sucesiva y continua, la cuenta se reinicia para los demás miembros.

“Todo contacto estrecho debe aislarse por 10 días y este aislamiento debe cumplirse para evitar transmitir la enfermedad en el supuesto caso de que la persona esté infectada, y lo tienen que respetar todos, el empleado, el empleador, la comunidad en general y las escuelas”, agregó Sarmiento.