23 abril, 2024

Feligreses de todo el país en las festividades de Renca y Villa de la Quebrada

Feligreses de San Luis y distintos puntos del país y del extranjero se congregan como todos los años en Villa de La Quebrada y Renca para celebrar las dos festividades religiosas más importantes de la provincia: los cultos en honor del Santo Cristo de la Quebrada y de Nuestro Señor de Renca, que comenzarán este domingo a la noche y durarán tres días.

Feligreses de San Luis y distintos puntos del país y del extranjero se congregan como todos los años en Villa de La Quebrada y Renca para celebrar las dos festividades religiosas más importantes de la provincia: los cultos en honor del Santo Cristo de la Quebrada y de Nuestro Señor de Renca, que comenzarán este domingo a la noche y durarán tres días.

Las fiestas patronales comenzarán en la noche del domingo 30 de abril cuando miles de feligreses cumplan sus promesas al caminar desde la ciudad capital hasta Villa de la Quebrada, adonde llegarán el 1º de mayo luego de 40 kilómetros del peregrinaje.

Esta procesión de inicio, de la que participan jóvenes, adultos y niños, culminará recién el miércoles 3 con una misa en honor al Santo Cristo de la Quebrada, que oficiará en horas de la tarde el obispo de San Luis, Pedro Daniel Martínez, en el templo donde se venera la imagen.

Miles de peregrinos arriban cada año a Villa de la Quebrada donde se encuentra la imagen de un Cristo que fue hallada en el interior de un algarrobo añejo por el hachero Tomás Alcaraz a mediados del siglo XIX, lo que impulsó posteriormente a construir una capilla en el lugar del hallazgo.

Con los años nació una pequeña villa a su alrededor y los creyentes comenzaron a venerar la misteriosa imagen a la que con el paso del tiempo se le han atribuido múltiples milagros concedidos por el Cristo encontrado por Alcaraz.

En tanto, en la localidad de Renca, ubicada a más de 160 kilómetros de la capital puntana, desde 1753 existe la devoción al Señor de los Milagros.

Según relatos históricos el Cristo fue encontrado por un indio en Chile y luego, milagrosamente, se salvó de un incendio, y mientras era trasladado hasta Córdoba la mula que lo transportaba se empacó a orillas del río Conlara, lo que hizo suponer que el Cristo quería permanecer allí, de manera que en ese lugar se ubicó la capilla en su honor.

En ambas localidades también se concentra un importante número de feriantes de todo el país donde ofrecen sus productos, ya sea de fabricación artesanal o industrial, además de las peñas folclóricas que se realizan aparte de las festividades religiosas.

Por otro lado, el gobernador de la provincia, Alberto Rodríguez Saá, decretó asueto administrativo para el día 2 de mayo para facilitar la concurrencia de los sanluiseños católicos a las festividades.

De este modo los puntanos podrán disfrutar de un fin de semana largo que comenzará el sábado 29 y se extenderá hasta el miércoles 3, inclusive (feriado provincial), día en que se celebran las festividades de Cristo de la Quebrada y el Cristo de Renca, mientras que el lunes 1º de mayo se cumplirá el tradicional feriado por el Día del Trabajador.