Por Alejo Pombo

La Corte Suprema de Justicia reclamó hoy «decisión política» de parte del Estado para enfrentar al narcotráfico, en el marco de una jornada de deliberaciones que se celebró en Rosario con la presencia de ministros del máximo tribunal, jueces federales de todo el país, el procurador general de la Nación interino y dirigentes políticos.

«Se debe generar inclusión social, cultura del trabajo y respeto al prójimo, si no el narcotráfico encuentra terreno fértil», remarcó el presidente de la Corte, Horacio Rosatti, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

«La decisión política es fundamental, tiene que ser expresada por los tres poderes. Un Estado cohesionado es fundamental, no se puede combatir el narcotráfico con un Estado desorganizado», agregó el también titular del Consejo de la Magistratura.

Durante la jornada de deliberaciones en Rosario, los funcionarios judiciales en Rosario mostraron su preocupación por el avance del narcotráfico en medio de una violencia desatada en las últimas semanas en esta ciudad santafecina y que pone en foco a la organización criminal «Los Monos».

«Necesitamos más jueces y más fiscales que actúen y que manden a la cárcel a los delincuentes», aseguró por su parte el gobernador santafecino, Omar Perotti, que también participó del Encuentro Nacional de la Justicia Federal en la UNR.

«En nuestra provincia, no hay dudas de que el delito avanzó y avanzó mucho. La única manera de combatirlo es no darle tregua. Que los jueces estén reunidos aquí y la presencia de la Corte en la ciudad de Rosario es un mensaje claro: que no se mira para otro lado», agregó Perotti.

Asimismo, recalcó: «Estamos sintonizados en la misma lucha. Cada uno tiene que hacer su parte (…) La Nación no puede permitir que esto pase en su territorio, y tengo toda la voluntad de acabar con esta lacra que complica la vida a toda la buena gente, que genera miedo y quiere imponer el caos».

Las deliberaciones se llevaron adelante en medio de un fuerte operativo de seguridad que incluyó una inspección previa de una brigada de explosivos y al comenzar la charla Rosatti solicitó un minuto de silencio para el fiscal paraguayo especializado en crimen organizado Marcelo Pecci, asesinado el martes pasado en Colombia durante su luna de miel.

«No hay neutralidad posible» frente al narcotráfico.

«La decisión política no debe limitarse a la etapa represiva del delito, es decir una vez que éste se ha consumado o cuando está consumándose; tampoco debe circunscribirse a la etapa previa o anticipatoria del crimen: todo ello es necesario, pero insuficiente», sostuvo, además, el titular de la Corte, en momentos en los que el máximo tribunal se ha convertido en blanco de duras críticas por parte de un sector del Frente de Todos, en especial, de referentes kirchneristas.

«La decisión política es fundamental en los tres poderes del Estado», insistió, y añadió: «Reclamamos también la cobertura de las vacantes existentes (en el Poder Judicial) con los magistrados más idóneos y comprometidos con los valores democráticos y con la defensa de la sociedad frente a las distintas manifestaciones del crimen organizado».

Para Rosatti, «no hay neutralidad posible» frente al tráfico de drogas. «La indiferencia no sólo ha propiciado el avance del narcotráfico; ha generado también desconfianza y desánimo en la sociedad en las instituciones que deben combatirlo», planteó.

«Quienes hoy vinimos a Rosario, invitados por los organizadores, no lo hicimos para sacarnos una foto. Vinimos a expresar, de cuerpo presente, nuestro compromiso con la sociedad en este tema tan delicado», manifestó Rosatti, durante una jornada de la que también tomaron parte el procurador general interino, Eduardo Casal; el intendente local, Pablo Javkin, los senadores nacionales Carolina Losada y Dionisio Scarpin, y el rector de la UNR, Franco Bartolacci, entre otros.

A su turno, el también ministro de la Corte Ricardo Lorenzetti advirtió que «no hubo una política de Estado durante los últimos diez años» y eso «posibilitó el avance del narcotráfico».

«Si lo hubiésemos frenado, se habría evitado lo que es también una tragedia social», agregó Lorenzetti, que dijo que «no hay grietas en el Poder judicial».

«El problema del narcotráfico creció y hay delitos conexos: sicarios, secuestros y extorsión; ha aumentado la peligrosidad del delito», dijo el ex titular de la Corte, que insistió en la ausencia de una «política de Estado» y su «ineficacia» para combatir al narcotráfico.

En esa línea, indicó: «Cómo puede ser que alguien va a la cárcel y sigue trabajando desde ahí. No logramos detener a alguien en su acción delictiva».

La jornada en Rosario se celebró apenas días después de una balacera a oficinas del Servicio Penitenciario local y de amenazas realizadas al 911 para que liberen al fundador de «Los Monos», Ariel Cantero, lo que generó mayor preocupación en torno al cónclave organizado por la Asociación de Jueces y Juezas Federales (AJUFE) en la ciudad de Rosario.