Por Gabriel Rodríguez

Las fiestas de fin de año inyectaron de la mano del turismo 856.417.910 pesos a la economía de San Luis, con una ocupación del 77,9 por ciento en sus más de 35.000 plazas disponibles en toda su territorio, y una proyección de reservas cercanas al 90% para enero y febrero, informó la Secretaría de Turismo provincial.

“En los dos últimos fines de semana, San Luis fue visitada por miles de turistas que recorrieron los escenarios naturales, disfrutando de la infraestructura, de la variada oferta gastronómica y recreativa de la provincia”, señaló un comunicado.

La ocupación fue un 12,4% superior a la misma fecha el año anterior, mientras que el nivel de reservas para enero y febrero es cercano al 90%, lo que “confirma las excelentes expectativas para la temporada de verano, ubicando a la provincia una vez más en el podio de los destinos más elegidos del país”, se destacó.

Con sus más de 35.000 plazas, la provincia ofrece una variada oferta gastronómica, de turismo cuidado con circuitos gratuitos comandados por guías de turismo profesionales, turismo de aventura, religioso, termal y astronómico, entre otras apuestas.

Los índices demuestran que la preferencia de los viajeros continúan centradas en la Villa de Merlo, elegida por su microclima y su infraestructura turística enclavada al pie de la sierras de Los Comechingones.

Potrero de los Funes y El Trapiche, son los pintorescos destinos cercanos a esta capital que cuentan con espejos de agua, un hotel internacional, ríos y arroyos enmarcados en la sierra Central de San Luis.

En La Carolina, la cercanía al patrimonio rupestre y su tradición minera se combina con la altura de un pueblo empedrado que ofrece turismo de aventura y de exploración.

San Francisco, Cortaderas, Nogolí y Luján, completan la oferta salpicando la montaña de villas, surcadas por clarísimos ríos, lagos y una oferta gastronómica típica.