16 junio, 2024

El helado artesanal aumentó cerca de un 100% en Villa Mercedes

El helado es uno de los productos estrella del verano y de los más elegidos para refrescarse en los momentos de esparcimiento.

Por Gabriel Rodríguez

Es por el incremento de los insumos y servicios. Hay una merma en la demanda con respecto a otras temporadas.

El helado es uno de los productos estrella del verano y de los más elegidos para refrescarse en los momentos de esparcimiento. Para el descontento de los bolsillos, su precio subió cerca del 100% con respecto a la temporada anterior, al igual que varios alimentos.

«Esto es, entre otras cosas, por el aumento de la materia prima, como la leche, la crema, el azúcar que subieron muchísimo. Además, hay otros ingredientes que utilizan los fabricantes de otros componentes que son importados, como esencias, por ejemplo», mencionó Daniel Redital, propietario de una heladería tradicional de la ciudad que hace poco cumplió cuarenta años.

Actualmente, el precio de un kilo de los elaborados artesanalmente ronda entre los $2.200 y $2.400, aproximadamente el doble que en la temporada pasada.

El comerciante dijo que por los distintos sabores, es un rubro que precisa de varios alimentos y frutas, como chocolate, coco, banana y ananá, que sufren bruscas variaciones en su precio de una semana a la otra. «En chocolatería incluso hubo faltante por problemas de importación, sumado a la suba del costo de la electricidad. Históricamente el kilo de helado valía diez dólares, o sea que tendría que estar cerca de los $3.500, pero no lo podemos cobrar a eso. Los márgenes se han achicado mucho y la demanda ha mermado cerca de un 10%, es algo que la gente consume sobre todo los fines de semana», sostuvo Redital.

Otro de los comerciantes consultados fue Horacio Sader, dueño de otra tradicional heladería de Villa Mercedes que coincidió en que, aunque se encuentran en temporada alta, las ventas no son las de otros años. «La suba de los insumos es un hecho. Nosotros estamos sosteniendo un precio desde hace rato, como todos los comerciantes, porque el público si no, no lo puede pagar», dijo y señaló que la presión fiscal sigue firme junto a un cúmulo de cosas que forman los valores.

Sader también indicó que la quita de subsidios a la luz, que antes tenían y que es el principal servicio que utilizan, incidió en el costo del producto.

«Hay muchos que trabajamos con un negocio saneado y limpio en cuanto a problemas fiscales y laborales, lo que nos incrementa mucho los números. Por otro lado, hay empresas grandes que saben cómo achicar gastos legalmente en contra de su personal y tienen capacidad de compra para mejorar el precio de los insumos», manifestó el comerciante y remarcó la importancia del consumo local de las personas para incentivar la economía de la ciudad.

Adriana Brown es una de las propietarias de un reconocido comercio que se encuentra frente a la plaza San Martín. Contó que gracias a la ubicación privilegiada y otros factores, hacen que el negocio en una época del año u otra trabaje bien. “Tuvimos que cambiar algunos gustos porque hay productos que ya no los conseguimos. A veces sentimos una merma en la demanda y otras no, está muy relacionado a la fecha de cobro de la gente, a que sea fin de semana y que haga calor. Tenemos el beneficio de que están los artesanos en la plaza u otros eventos que generan un movimiento extra”, planteó.

La comerciante coincidió en que es complicado calcular los márgenes de ganancia por el incremento de los insumos y de los servicios, sumado a las contribuciones fiscales. “Siempre priorizamos conservar la calidad de nuestro helado y en tener empleados agradables para que nos sigan eligiendo, cosa que siempre agradecemos a nuestros clientes. Tenemos la ventaja de no pagar alquiler, que es algo que también cuesta mucho. No sabemos si por el resto de la temporada modificaremos el precio, esperemos que no, pero la realidad es que todo está aumentando”, agregó.