18 junio, 2024

Día Internacional de la Mujer, una lucha incansable para la conquista de derechos

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, debido a distintos sucesos que ocurrieron en siglos anteriores, donde la lucha por alcanzar la igualdad de derechos, ha sido la espina dorsal de esta historia.

Cada 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, debido a distintos sucesos que ocurrieron en siglos anteriores, donde la lucha por alcanzar la igualdad de derechos, ha sido la espina dorsal de esta historia.

Ya en febrero de 1909, más de 15.000 mujeres salieron a la calle en Nueva York para reivindicar mejores salarios, reducción de la jornada laboral y el derecho al voto, en un marco de explotación en las fábricas y condiciones de vida paupérrimas.

En 1910, la Internacional Socialista proclamó el Día Internacional de la Mujer para reivindicar el sufragio femenino, la no discriminación laboral, el acceso a la educación, y otros derechos fundamentales. La conferencia no decidió un día concreto pero fue decisiva: el día empezó a conmemorarse al año siguiente. Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza lo celebraron el 19 de marzo con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, la inmensa mayoría, mujeres.

Uno de los episodios más simbólicos, ocurrió el 25 de marzo de 1911, cuando unas 149 personas, la mayoría mujeres perecieron en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist de Nueva York. Ello dejó al descubierto las condiciones calamitosas a las que eran sometidas.

Si bien un hecho similar había ocurrido tres años antes, la tragedia de 1911 generó grandes movilizaciones y marcó en el calendario un día que ya se había empezado a conmemorar dos años antes también en la ciudad de Nueva York, donde las Mujeres Socialistas, tras una declaración del partido en Estados Unidos, conmemoraron por primera vez el Día Nacional de la Mujer.

En Rusia, en febrero de 1913, las mujeres celebraron su Día Internacional que en otros países ya comenzaba a señalarse como el 8 de marzo. Cuatro años después, en 1917, como reacción a la muerte de más de dos millones de soldados en la guerra, las rusas convocaron una huelga para ese último domingo de febrero. Las protestas y manifestaciones que iniciaron ese 23 de febrero –8 de marzo en el calendario gregoriano usado en otros países- condujeron a una movilización general que provocó la abdicación del Zar y condujeron a un Gobierno provisional que les concedió el derecho al voto.

Con el paso de los años, se fueron incorporando otros países -China, en 1922, por ejemplo- y mujeres de todo tipo de realidades hasta que el 8 de marzo se ha convertido en un momento de confluencia para reivindicar la igualdad de derechos para todas y recordar que aún no se han alcanzado.