21 julio, 2024

Detuvieron al asesino del cajero del Banco Nación de Isidro Casanova, tras tirotearse con la policía

El acusado de matar a Germán Chávez, cajero del Banco Nación de la sucursal de Isidro Casanova, el 31 de enero de 2020, fue detenido en las últimas horas tras tirotearse con efectivos de la Policía Bonaerense en Florencio Varela.

Por Alejo Pombo

El acusado de matar a Germán Chávez, cajero del Banco Nación de la sucursal de Isidro Casanova, el 31 de enero de 2020, fue detenido en las últimas horas tras tirotearse con efectivos de la Policía Bonaerense en Florencio Varela.

Se trata de Alberto Manuel Freijo, alias «Aceite» o «Aceituna», por quien había una recompensa de 5 millones de pesos y el cual se había transformado en uno de los homicidas más buscados por la Justicia.

Freijo cayó detenido en Florencio Varela luego de tirotearse con efectivos de la Policía Bonaerense y resultar herido, con disparos en el omóplato izquierdo, brazo izquierdo a la altura del bíceps y laceración en cuello.

«Aceite» tuvo que ser trasladado al Hospital El Cruce de la zona, ya que recibió cinco disparos.

El asesino había cambiado su fisonomía, ya que se había teñido de rubio para pasar desapercibido, pero los detectives lo estaban siguiendo de cerca.

«Aceituna» fue visto el martes por la tarde en el cruce de las calles Noruega y La Haya, en el Sur del Conurbano, por donde caminaba con una mochila.

En ese momento, los policías dieron la voz de alto y el homicida respondió a los tiros, por lo que los efectivos respondieron a balazos hasta que Freijo cayó herido y fue detenido.

A este prófugo se le secuestró una ametralladora calibre 9 milímetros, un chaleco de transporte que decía «policía», una gorra y una porta credencial con la insignia de la Bonaerense.

También un juego de esposas, dinero en efectivo y documentación.

Freijo fue llevado al hospital, donde quedó detenido por disposición del Juzgado Federal número 3 de Morón, a cargo de Elpidio Portocarrero Tezanos Pinto.

«Aceite» fue identificado en un video que lo muestra el día que mató a Chávez, el 31 de enero de 2020 en la sucursal Isidro Casanova del Banco Nación.

En ese momento tenía una media de nylon en la cabeza pero se lo veía bien, era él.

Luego de los gritos y la clientela en el piso, el cajero trató de frustrar el robo y forcejeó con Norberto Salinas, otro de los integrantes de la banda, Freijo, de acuerdo a las acusaciones en su contra, apuntó y disparó.

Chávez murió de un tiro en el abdomen y «Aceite» huyó junto con sus cómplices, y un botín de apenas 190.000 pesos en uno de los asesinatos más crueles de la historia reciente.