22 julio, 2024

Bomberos voluntarios incorporan cadetes en el interior

Cuatro cuarteles de Bomberos Voluntarios del interior de la provincia buscan agrandar su familia y abrieron las inscripciones para cadetes y aspirantes en 2023. Las localidades son Carpintería, Santa Rosa del Conlara, El Volcán y La Toma.

Por Gabriel Rodriguez

Algunas localidades que buscan aspirantes son Carpintería, Santa Rosa del Conlara, El Volcán y La Toma.

Cuatro cuarteles de Bomberos Voluntarios del interior de la provincia buscan agrandar su familia y abrieron las inscripciones para cadetes y aspirantes en 2023. Las localidades son Carpintería, Santa Rosa del Conlara, El Volcán y La Toma.

El instructor de la escuela de cadetes del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Carpintería, Oscar Scotti, dijo que en su caso las clases comenzarán el 1° de abril en las instalaciones del destacamento y se dictarán todos los sábados desde las 9 de la mañana. “Se hará un desayuno que les ofrecerá el cuartel con donaciones de las panaderías del pueblo; se izará la Bandera y luego se practicará el saludo, la posición de firme, descanso y posteriormente iniciará la actividad”, especificó.

El capacitador manifestó que los cadetes tienen como premisa colaborar con el pueblo en los malos momentos. “Suelen venir cuando sucede algún incendio forestal. Cuando llegan las unidades a la madrugada, ellos están al pie del cañón, haciendo la limpieza y la preparación para que la unidad pueda salir al rato. Siempre se preocupan por la asistencia a las víctimas o también por una persona descompensada en la vía pública. Accionan por el cuidado de todo el medio ambiente en la zona serrana, por lo que se puede generar al quemarse la flora y la fauna”, detalló.

Buscan cadetes desde los 14 a 17 años, luego tienen un año de aspirante y finalmente pasan al cuerpo activo de bomberos. “Todos los años hacemos la convocatoria y les decimos que el estudio está por delante del cuartel”, aseguró.

El destacamento cumplió 12 años y tiene una dotación de 18 bomberos activos. “Es una cifra que aumenta y disminuye porque el compromiso lleva a que haya personal del cuerpo activo que quizás no pueda continuar por el hecho de ser voluntario y hace que en las prioridades primero estén el trabajo y la familia, y luego el cuartel”, precisó.

La Escuela de Cadetes y Aspirantes Mártires de Puerto Madryn, del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Santa Rosa del Conlara, realizó el recordatorio de las inscripciones como lo hace todos los años en las redes sociales.

“En realidad, las inscripciones están abiertas todo el año, nunca las cerramos. Si viene un aspirante en junio o septiembre y se quiere inscribir, lo anotamos. Si bien se va a acoplar tarde a las enseñanzas que recibieron los otros, esa persona se recibirá al año siguiente”, describió el subcomandante del cuartel y presidente de la Comisión Directiva, Lucas Pollini.

La convocatoria es para chicos desde los 12 años en adelante. “No nos gusta cuando ingresan cadetes desde muy chicos porque se cansan y dejan el cuartel. Se invierte mucho tiempo y dinero en capacitación para nada”, opinó.

El cuartel se caracteriza por ser inclusivo, ya que no importa si el aspirante tiene alguna discapacidad ni tampoco la orientación sexual, entre otros. “Nuestra institución fue una de las primeras en tener mujeres bomberas en la provincia”, destacó.

El destacamento fue fundado el 9 de septiembre de 1981 por el comandante general Guido César Pollini (padre de Lucas) y actualmente tiene una dotación de 40 efectivos, entre hombres y mujeres.

La Escuela de Cadetes Scotties de los Bomberos Voluntarios de El Volcán concretó la convocatoria a partir de los 9 hasta los 17. “Se realiza la preinscripción y luego nosotros hacemos una selección de no más de 20 chicos para participar de la capacitación. Están divididos por edades y tienen seguro, por si les pasa algún accidente”, señaló el presidente de la entidad, Miguel Ángel Díaz.

La institución se creó porque en la zona no había bomberos y tampoco boy scouts. “Nos pareció interesante formar chicos pequeños donde se les puede brindar contención, hacerlos jugar y que tengan un espacio para aprender primeros auxilios, entre otras cuestiones que los formarán para el futuro”, apuntó.

A los aspirantes les agrada estar en el cuartel junto con los efectivos y tener su equipamiento. “Les damos remeras de bomberos, equipos de gimnasia y gorras. Desde chicos cumplen un sueño”, relató.

La escuela funciona hace dos años y según el titular, es plenamente inclusiva a la hora de reclutar aspirantes, de hecho subrayó que cuentan con un integrante con capacidades diferentes.

El cuartel funciona desde 1999 y contabiliza una dotación de 26 efectivos.

La Escuela de Cadetes Samay de los Bomberos Voluntarios de La Toma también realizó una convocatoria a aspirantes. Los requisitos son tener entre 13 y 17 años al momento de inscribirse, y deben ir acompañados de algunos de los padres o tutores.