23 mayo, 2024

Axion y Shell aumentaron sus precios de sus combustibles

La nafta V-Power de Shell ahora cuesta 242,90 pesos y el gasoil V-Power, 290,80 pesos. En Axion la Quantium se fue a $239,40 y el diesel premium a $286,90.

Por Gabriel Rodriguez

La nafta V-Power de Shell ahora cuesta 242,90 pesos y el gasoil V-Power, 290,80 pesos. En Axion la Quantium se fue a $239,40 y el diesel premium a $286,90.

Los precios de los combustibles que comercializan Shell y Axion en todo el país aumentaron desde este miércoles. En San Luis, esa variante de precios ya se refleja en los surtidores.

Con la nueva suba, los precios promedio para las estaciones de servicio de Shell pasaron de $184 a $191,70 (4,18%) para el litro de nafta súper; de $230,20 a $242,90 (5,52%) para la nafta premium V-Power y el Diesel Evolux pasó de $202,20 a $210,30 (4,01%) mientras que el gasoil V-Power trepó de los $275,50 a $290,80 (5,55%).

Mientras que la multinacional norteamericana, Axion, estableció los siguientes valores: la nafta súper $188,50 (1,29%); la Quantium pasó a costar $239,40 (1,06%), mientras que el diesel común ahora vale $217,20 (1,07%) y el de mayor octanaje $286,90 (2,50%).

Según la empresa Raizen que es la licenciataria de Shell en Argentina, el ajuste «intenta absorber mínimamente los incrementos de los precios de los biocombustibles».

Además, sumó el aumento de costos logísticos y la variación del tipo de cambio oficial «que afecta el precio de las materias primas que utilizamos para la producción de combustibles».El incremento está contemplado en el acuerdo que las petroleras sellaron con el Gobierno nacional en noviembre último: ambas partes acordaron un tope a las subas de los precios de las naftas por cuatro meses.

Así, en diciembre y en enero se concretaron ajustes del 4% en los surtidores de las distintas marcas; ahora en febrero se está aplicando un nuevo aumento y en marzo vendrá el último acordado, pero será un poco menor, del 3,8%.

Al momento de presentar el acuerdo, el ministro de Economía, Sergio Massa, explicó que la iniciativa «cuenta con la particularidad de la participación de los trabajadores de estaciones de servicio, que se comprometieron a articular con la secretaria de Comercio para garantizar el control y el cumplimiento del programa».

La incorporación de las principales empresas de hidrocarburos al esquema de «Precios Justos» busca controlar los aumentos en el sector de los combustibles.