12 abril, 2024

Aumento alarmante de estafas virtuales preocupa a la policía de la provincia

Las estafas virtuales están experimentando un notorio aumento en la provincia de San Luis, según informa la Unidad de Investigaciones de Ciberdelitos de la Policía, que opera bajo el Ministerio Público Fiscal.

Por Gabriel Rodríguez

Las estafas virtuales están experimentando un notorio aumento en la provincia de San Luis, según informa la Unidad de Investigaciones de Ciberdelitos de la Policía, que opera bajo el Ministerio Público Fiscal.

Sebastián Acevedo, jefe de la unidad, ha destacado que estos delitos, que involucran el vaciamiento de cuentas sueldo y cajas de ahorro, están en constante evolución y representan un desafío creciente para las fuerzas del orden.

El método preferido de los delincuentes es el robo de teléfonos móviles, desde donde pueden acceder a información bancaria valiosa de la víctima. A menudo, los criminales emplean técnicas de ingeniería social para engañar a las personas y obtener datos sensibles como números de CBU, alias o contraseñas.

Una vez obtenidos, los delincuentes vacían las billeteras virtuales o realizan transferencias desde cuentas bancarias.

La unidad ha recibido aproximadamente cien denuncias por mes relacionadas con estafas virtuales, y Acevedo señaló que la gente a menudo cae en trampas debido a engaños sofisticados en los que los delincuentes se hacen pasar por amigos o entidades confiables como Mercado Libre o Mercado Pago.

Acevedo advierte a los ciudadanos sobre la importancia de no compartir información importante y de verificar siempre las páginas web antes de realizar transacciones en línea.

Uno de los métodos de estafa más comunes y peligrosos involucra la suplantación de identidad en WhatsApp. Los delincuentes engañan a las personas para que revelen los códigos de 6 dígitos de WhatsApp, luego instalan la aplicación en otro teléfono y se hacen pasar por la víctima para solicitar dinero a sus contactos o acceder a información bancaria.

Las autoridades instan a la población a ser cautelosa y a no compartir información sensible, y a denunciar cualquier actividad sospechosa para combatir el aumento alarmante de estafas virtuales en la región.