Por Alejo Pombo

El flamante ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, recibió hoy en la Casa Rosada al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, quien le pidió un «comando unificado» para el combate contra la narcocriminalidad que castiga a la provincia.

Ambos funcionarios repasaron una agenda de trabajo conjunta enfocada en la lucha contra el crimen organizado y Perotti planteó la necesidad de contar con «un comando unificado que ayude a garantizar una operatividad que le de a los vecinos el acompañamiento necesario».

«Necesitamos que se entienda que estas situaciones no se dan en cualquier otra provincia», puntualizó Perotti en declaraciones a la prensa en la Casa Rosada, al advertir sobre el «sicariato» que pone en jaque permanente a la provincia de la bota.

Según manifestó el mandatario provincial, «la presencia de las fuerzas federales tiene que ayudar», mientras la administración santafesina que él lidera se encarga de «fortalecer con más uniformados la propia institución» policial.

Perotti comentó que en la semana habrá «mucho intercambio de información» entre Nación y la provincia.

«El Ministro tiene mañana reunión con todas las fuerzas. Eso es clave porque tienen efectivos en territorio santafesino y de esas evaluaciones tendremos un plan concreto de acción para actuar rápidamente. Hay una firme decisión del presidente (Alberto Fernández) de abordar este tema y confiamos plenamente que las acciones del ministro irán en esa dirección», dijo al cabo de la reunión que duró poco más de una hora.

Por su parte, Aníbal Fernández destacó que la reunión con Perotti «ha sido muy importante» y subrayó que se puso sobre la mesa el abordaje de «delitos complejos».

«Nuestras fuerzas están preparadas para ese análisis y tenemos que lograr que se pueda volcar al papel y se pueda cuantificar lo que pasa», expresó Fernández, que descartó que en Santa Fe haya un «narcoestado».

«Si podemos lograr conclusiones antes de fin de año para (tener) formas de actuar. La reunión con el Gobernador ha sido muy importante. Es un tema de analizar complejo, donde hay situaciones que son de público conocimiento. Hablamos de delitos complejos. Nuestras fuerzas están preparadas para ese análisis y tenemos que lograr que se pueda volcar al papel y se pueda cuantificar lo que pasa», comentó Fernández, quien descartó que en Santa Fe haya un «narcoestado»: «Hay cosas irregulares y por eso estamos trabajando, tenemos muy buenos profesionales para eso».

El nuevo ministro confirmó que este martes tendrá una reunión con las autoridades de las fuerzas federales y que tiene expectativas en «lograr conclusiones antes de fin de año para (tener) formas de actuar», especialmente con Gendarmería, que calificó como «la parte más importante» en materia de lucha contra delitos complejos.

El jueves por la tarde, en tanto, se reunirá con Marcelo Saín, quien fuera ministro de Seguridad de Santa Fe hasta marzo pasado, y quien actualmente se desempeña como director del Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación de esa provincia.

Más temprano, Fernández se había reunido con la ministra de Seguridad saliente, Sabina Frederic, para organizar los detalles de la transición.