23 abril, 2024

Alberto anunció nuevas obras para la provincia

Adelantó construcciones como el dique de Quines o el acueducto del Este. “San Luis es un ejemplo de haber desafiado y vencido la ortodoxia económica que pretende descalificar la obra pública”, afirmó.

Por Gabriel Rodriguez

Adelantó construcciones como el dique de Quines o el acueducto del Este. “San Luis es un ejemplo de haber desafiado y vencido la ortodoxia económica que pretende descalificar la obra pública”, afirmó.

El gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá adelantó en su discurso todas las obras que se vienen para la provincia, una batería en las que incluyó la construcción del dique Quines, del acueducto del Este, de la autopista sobre la ruta 1 que une La Punilla con Merlo. También la urbanización de la Granja La Amalia para construir un parque deportivo y recreativo y la pronta inauguración de la continuación de la avenida Lafinur que se conectará con los barrios del Sur.

Ya está en marcha el llamado a licitación para la obra sobre la avenida Santos Ortiz que completará la circunvalación en la ciudad capital.

“Hay que ponerle alma al cemento. San Luis es un ejemplo de haber desafiado y vencido la ortodoxia económica que pretende descalificar la obra pública, porque siempre entendimos que crea un circuito genuino estimulando el empleo y el consumo que hace crecer también a los comercios”, afirmó.

Pero además, repasó minuciosamente la gran mayoría de obras públicas que llegaron a todas las localidades de la provincia y cambiaron su fisonomía. Desde el cemento del asfalto en cada rincón, hasta los edificios emblemáticos como los hospitales, las escuelas generativas y la Villa Deportiva, la Casa de la Música, el Hospital “Ramón Carrillo”, el estadio La Pedrera, Terrazas del Portezuelo y la fundación de la ciudad de La Punta. Leyó tan rápido, apresurando el paso, ante tamaña envergadura de obras.

“El Complejo Pampa de las Salinas es un canto a los derechos humanos”, resaltó. Dijo que los especialistas que lo visitan, recomiendan las cárceles de San Luis.

“El buen gobierno se conoce por un presupuesto equilibrado. Lo contrario es un presupuesto deficitario donde los malos gobiernos programan su propia ineficiencia. San Luis es un ejemplo. Se gobierna con un presupuesto equilibrado y con un fondo anticrisis” dijo sobre el poder puntano para poder construir.