Economia

Santa Fe advierte “riesgo laboral” ante las trabas de EEUU al biodiesel

El gobierno de Santa Fe advirtió hoy que la provincia sufrirá un “fuerte impacto” por la decisión de Estados Unidos de subir los aranceles al biodiesel, con consecuencias en la producción y de “serio riesgo laboral” para los 6.000 puestos de trabajo que hay en la región.

La “preocupación” alcanza al Poder Ejecutivo, a legisladores de diferentes partidos y a empresarios locales que admiten que la medida provocará un “fuerte daño a las exportaciones”, debido a que Santa Fe produce gran parte del biodiesel argentino.

El ministro de Producción y primer candidato a diputado nacional por el Frente Progresista, Luis Contigiani, estimó que existen “entre 18 y 20 empresas en el eje portuario de Santa Fe, lo que representa el 80 por ciento de la producción de biodiesel, sobre todo en base a soja”.

“Santa Fe dentro de la industria del biodiesel es líder y una medida como esta nos pone en serio riesgo de frenarla. Vamos a pedir al gobierno nacional que salga a defender esta industria y que se ponga al frente de las gestiones diplomáticas”, adelantó.

El ministro calculó que la medida del Departamento de Comercio norteamericano implicará entre 1.000 y 1.100 millones de dólares menos de ventas para la industria, que “sólo se quedaría con el mercado interno”.

El último informe del Instituto Provincial de Estadísticas y Censos sobre exportaciones para el período enero-mayo de este año registró un 41,3 por ciento más de exportaciones de manufacturas de origen industrial que en igual período del año anterior.

El biodiesel explica gran parte del comportamiento del rubro, con unos 296 millones de dólares en exportaciones en esos cinco meses.

La secretaria de Energía de la provincia, Verónica Geese, señaló que la decisión del gobierno de Donald Trump “puede potencialmente golpear muy duramente al sector”, que entre puestos directos e indirectos emplea a 23 mil trabajadores, según los cálculos del gobierno.

“El problema no recae sólo sobre las grandes empresas, sobre un grupo de multinacionales, que poseen enormes plantas de producción de biodiesel. También lo va a sufrir toda la cadena de valor, y otras vinculadas a ésta también. Va a dañar al mercado laboral santafesino”, subrayó la funcionaria.

El senador nacional Omar Perotti (PJ) afirmó que la medida “afecta fuertemente a las 19 empresas radicadas en el cordón industrial del Gran Rosario” y reconoció estar “muy preocupado” por una situación que perjudica “los intereses de Santa Fe”.

“Debemos ser conscientes de las dimensiones de este problema dado que el biodiesel es el principal producto exportado a Estados Unidos y que el año pasado representó un monto de 1.240 millones de dólares de divisas genuinas” para el país”, señaló.

En esa línea, la diputada nacional Alicia Ciciliani (PS) solicitó la “inmediata intervención” de la Casa Rosada para proteger, sobre todo, “a las PyMEs ubicadas en Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba donde se produce y genera tanto empleo alrededor de la actividad”.

La legisladora advirtió que la traba arancelaria “conllevará una paralización total de las exportaciones del mercado al que hasta ahora se destinaba casi la totalidad de la producción de biodiesel argentino”.

En tanto, el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alberto Padoan, dijo anoche en la celebración del 133 aniversario de la entidad que “más allá del daño que se provoca a nuestras exportaciones, tememos sinceramente que acciones como ésta provoquen una oleada proteccionista a nivel mundial.

Ayer, la Cancillería expresó su “rechazo” a los derechos compensatorios que Washington decidió aplicar en forma preliminar a la importación de biodiesel proveniente de la Argentina, del orden de 50 a 64 por ciento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *