San Luis

Muchas quejas por el nuevo desagüe de la Mitre

Los conductores reclaman que la cuneta es “demasiado alta”, que produce daños en los autos y corren riesgo de que los choquen de atrás.

Luego de veinte días de uso desde su inauguración, la nueva cuneta de desagüe en el cruce de Mitre y Edison recibe cada vez más quejas de los conductores, que reclaman que está “demasiado alta” y eso les produce daños en los vehículos, sobre todo a los más bajitos. El canal fue construido para que, cuando llueva, el agua corra hacia los canales del este y no se estanque ni afecte al microcentro. El Municipio aclaró que los resultados de la obra fueron buenos, sin embargo adelantó que mañana comenzarán a modificar la altura de la zanja para que no afecte ni genere inconvenientes en el tránsito.

“Están cada vez más locos los que hacen las obras. Un día pasas por acá y están rompiendo todo sin aviso previo, poniendo en riesgo a todos de la chance de que se produzca algún choque. Después nos sorprenden con un badén que parece una zanja por como lo dejaron”, comentó con mucho fastidio Carlos Guzmán, un conductor que aseguró que utiliza a diario ese carril para ir hasta su trabajo. “Paso por acá porque me queda más cómodo para dejar el coche, si no lo evitaría, porque no quiero terminar rompiendo el paragolpes y los faros”, señaló.

El problema ocurre cuando el semáforo de la Mitre tiene luz verde. Durante esos cuarenta segundos los vehículos, que estaban acostumbrados a cruzar sin la necesidad de frenar, ahora tienen que disminuir demasiado la velocidad para no raspar la parte de abajo y eso además pone en riesgo que los que vienen de atrás choquen o se amontonen. En otro caso, los que pasan como vienen terminan golpeando en seco con la cuneta y luego el rodado se levanta de golpe. “Además de que está mal hecho, los semáforos no combinan. Mi cuñado, por querer cruzar antes de que se pase a rojo, rompió toda la trompa y gastó más de dos mil pesos en el arreglo. No lo justifico porque venía rápido, pero esto va a traer muchas consecuencias negativas”, lamentó Rubén Ortega, otro automovilista.

El coordinador de Desagües Pluviales, que pertenece a la Unidad Ejecutora de la Municipalidad, Federico Alagia, comentó que después de varias lluvias comprobaron que la parte pluvial fue exitosa, y a su vez reconoció el exceso de elevación de la cuneta. “Debido a no querer cortar por completo la Edison, no pudimos extender bien la pendiente de salida vehicular, por eso quedó un poco brusca”, explicó el funcionario, quien luego aclaró que era una posibilidad que el tramo quedara con ese nivel. “En esta nueva etapa lo que vamos a hacer es retocar el paño hacia el centro de la calle, para que la subida quede más alargada y no haya más inconvenientes con el tránsito”, comentó.

Para los que manejan camionetas o camiones, el problema los tiene sin cuidado, ya que son vehículos altos y no afecta su movimiento. Los que más sufren son los que tienen autos estándar o más bien bajitos. Algunos aseguran que si cruzan sin frenar es posible que rompan todo el paragolpes. Mientras tanto, otros reclaman la falta de señalización para prevenir el impacto. “Desde que habilitaron este carril, veo carteles que avisan que están en obra, pero no fueron capaces de colocar uno que indique que hay un badén, no sé si lo hacen a propósito o no tienen conocimiento de lo que generan”, manifestó Jimena Leiva, otra conductora.

Por su parte, el coordinador aclaró que cuando terminaron la obra notaron el desperfecto y decidieron conservar solo los carteles de precaución provisorios hasta finalizar la tarea. “Una vez que culminemos el trabajo vamos a colocar la señalización vertical, con el aviso de que hay una cuneta y además una pintura horizontal que facilitará la visualización”, detalló Alagia, quien adelantó que las correcciones van a arrancar mañana y el proceso se extenderá durante dos semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *