Economia

El Gobierno ratificó en audiencia pública la suba del gas en boca de pozo

El Gobierno nacional ratificó hoy en audiencia pública su propuesta de incremento del 10 por ciento en el precio en dólares del gas natural en boca de pozo, pero anunció topes a los aumentos y cambios en los umbrales para la categoría residencial de menor consumo, de manera de morigerar los efectos que puede tener en los bolsillos de los usuarios el ajuste de la tarifa que comenzará a regir a partir del 1 de abril próximo.

En la audiencia que se extendió por espacio de casi nueve horas y que se desarrolló en el teatro de La Ribera del barrio porteño de La Boca y ocho subsedes regionales conectadas por videoconferencia, la propuesta de incremento tarifario fue rechazada de manera unánime por los defensores de pueblo, asociaciones de defensa del consumidor, entidades de bien público y representantes comunales.

Los cuestionamientos hicieron foco en el momento en que se discute el nuevo incremento de tarifas, tras la difusión de parte del Indec de una suba de 2,5% en la inflación de febrero, además de un mayor nivel de pobreza e indigencia, y la caída de los índices de actividad y de empleo.

Desde un punto de vista técnico, los cuestionamientos llegaron respecto a la dolarización de la tarifa, la aplicación de un tipo de cambio a 17,02 pesos por dólar como presentó hoy el ministro de Energía, Juan José Aranguren, -cuando en la actualidad la divisa estadounidense cotiza por debajo de los 16 pesos-, la fijación de un precio de referencia superior a los que se manejan en otros mercados, y la decisión de eliminar por completo la política de subsidios en el mediano plazo.

En ese sentido se pronunciaron durante la audiencia el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Amor, su par de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, y la de la Nación, Mariana Grosso; además de la Asociación de Defensa de los Consumidores, la Liga de Amas de Casa, Consumidores Libres, Defensa de Usuarios y Consumidores y Consumidores Argentinos, entre otros.

En la apertura de la Audiencia, el ministro Aranguren fue el encargado de presentar la propuesta oficial durante una exposición de 20 minutos, en la que ratificó que el precio del gas natural en el punto de ingreso al sistema (Pist o boca de pozo), aumentará 10,2% en abril de u$s 3,42 por millón de BTU a u$s 3,77, y se incrementará nuevamente en octubre hasta u$s 4,19, lo que totalizará 22,5% de suba.

Los incrementos ya habían sido planteados en la audiencia pública realizada en septiembre cuando el Gobierno -a instancias de un fallo de la Corte Suprema de Justicia- trazó un sendero tarifario gradual y previsible que pretende alcanzar un valor de referencia de 6,80 dólares por millón de BTU a fines de 2019, con incrementos semestrales el 1 de abril y el 1 de octubre de cada año.

De esta manera, la intención oficial es alentar la inversión en las distintas etapas de producción, transporte y distribución del gas natural para mejorar la calidad del servicio, sino también lograr reducir a cero en 2019 los subsidios a la demanda y que este año obligará al Estado a gastar unos 2.680 millones de dólares.

Con el incremento de tarifas del 1 de octubre, el Gobierno aseguró haber reducido al 50 por ciento los subsidios del gas, y con el aumento del 1 de abril reducirá otro 5%.

A pesar del incremento previsto, el ministro resaltó que el Gobierno dispondrá topes de aumento para las facturas del servicio de gas superiores a $ 250, a fin de que el monto que los usuarios deban abonar no superen en un 300 o 500% la cifra abonada en igual período anterior, según la categoría de los consumidores.

“A partir de la audiencia pública realizada hoy, los técnicos del Enargas proyectarán el nuevo cuadro tarifario que será sugerido para la decisión política del Ministerio de Energía”, expresaron a Télam las fuentes del gobierno.

De acuerdo a la exposición del ministro Aranguren, el nuevo precio del gas en boca de pozo comenzará a regir a partir del próximo primero de abril.

Para ello, se determinará que la suba no supere un 300% el monto abonado en el mismo período del año anterior, en las categorías R1 a R23; 350% para el segmento R31 a R33; 400% para el escalón R34; y 500% para usuarios del sistema general P.

El funcionario recordó que 2 millones de usuarios (un cuarto del total) paga la tarifa social, y que sigue vigente el sistema de aliento al ahorro, mediante el cual los consumidores que reduzcan su demanda en 15% o más respecto al año anterior tendrán una bonificación en el precio del gas del 50% para las categorías R1 a R23; 30% para R31 a R33; y 20% para R34.

Por otra parte, el ministro dijo que “en atención a reclamos judiciales” se modificará la regulación vigente para elevar los umbrales de consumo en Mendoza, la subzona de Bahía Blanca y 25 partidos de la provincia de Buenos Aires, que pasará de 600 a 900 metros cúbicos por mes para la categoría R1.

Esos partidos son: Olavarría, Azul, General Lamadrid, General Suárez, Saavedra, Tornquist, Pringles, Coronel Dorrego, Monte Hermoso, Laprida, Benito Juárez, González Chávez, Tres Arroyos, Tandil, San Cayetano, Necochea, Lobería, Ayacucho, Rauch, Balcarce, Alvarado, General Pueyrredón, Mar Chiquita, Puán, Adolfo Alsina.

En respaldo de los incrementos en los precios del gas en boca de pozo se pronunciaron las tres principales empresas productoras que operan en el país -YPF, Total y Pan American Energy- las que destacaron la importancia de contar con un esquema previsible de precios para concretar las millonarias inversiones que requiere la producción y la exploración de nuevos recursos.

En ese sentido, Patricio Da Ré, directivo de YPF la empresa que aporta hoy el 42% de la oferta interna de gas, con producción propia o en asociación con otros productores, demandó las “condiciones necesarias para desarrollar el potencial existente” en materia de gas no convencional, por “el costo creciente que representa una actividad riesgosa y compleja”.

“La oferta incremental en los próximos años será de shale gas y los nuevos proyectos requerirán que se incremente fuertemente la cantidad de desembolsos de la industria, que llegarían a duplicarse en el mediano plazo”, estimó el directivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *