Latinoamérica

Venezuela: Un joven murió de un disparo en las protestas antichavistas

Un estudiante de 17 años murió hoy por un disparo de bala ejecutado por desconocidos cuando participaba de una marcha contra el gobierno de Nicolás Maduro en Caracas, en una jornada cargada de tensión en la que también se manifestaron los simpatizantes del chavismo.

Brigadas antimotines de la policía lanzaron gases lacrimógenos contra la protesta opositora que intentaba movilizarse desde el este de Caracas hacia el territorio del centro, vedado por las autoridades y que fue finalmente ocupado por los chavistas.

La de hoy es la continuación de manifestaciones contra el gobierno que desde el 4 de abril dejaron seis muertos y cientos de heridos y detenidos.

La concentración opositora desde la plaza Altamira, en el este, se movilizó con varios dirigentes al frente por la autopista Francisco Fajardo, con el objetivo de llegar a la Defensoría del Pueblo, pero encontró un cordón de policía que comenzó rápidamente a arrojarles gases.

Las autoridades advirtieron que la oposición no tenía permiso para cruzar hacia el municipio Libertador, donde está la sede de la Defensoría, y que solo podía concentrarse en el este de la ciudad, donde las alcaldías están en poder de la oposición.

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) disolvieron la concentración opositora en la zona del Paraíso cuando intentaban marchar hacia el centro, lo que originó el enfrentamiento con algunos manifestantes que respondieron lanzando piedras a los agentes, según constató EFE.

Varios medios locales informaron que un joven de 17 años, de nombre Carlos José Moreno, murió por disparos de bala luego de ser atendido en el Hospital de Clínicas Caracas, centro privado de salud cercano a la zona del suceso, aunque no se confirmó quién fue el autor de los disparos.

Una de las marchas que partió desde el oeste por la autopista fue detenida por la policía, que igualmente disparó gases lacrimógenos para evitar que se uniera con las concentraciones que venían del este.

La masiva movilización principal en la autopista se vio contenida por la valla de seguridad y el humo de los gases.

La oposición planeaba llegar a la Defensoría del Pueblo, para exigirle que abra un procedimiento contra los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que firmaron dos sentencias que despojaron a la Asamblea Nacional (Congreso) de sus atribuciones, y aunque las sentencias fueron retiradas, la oposición insiste en acusar a los jueces de dar un golpe de Estado al poder Legislativo y a favor de Maduro.

Mientras, en varios puntos del oeste y centro de Caracas se reunieron miles de partidarios del gobierno para expresarle apoyo a Maduro, quien cumple el cuarto año de su mandato de seis.

Trabajadores, organizaciones de mujeres, jóvenes y adultos mayores del país comenzaron a concentrarse en diversos puntos de Caracas para marchar hacia la avenida Bolívar, donde se realizará una concentración en apoyo a la Revolución Bolivariana y en defensa de la soberanía en el 207 aniversario de la independencia de Venezuela.

En tanto, Maduro acusó anoche a la oposición de poner en marcha un intento golpista y desacreditó la intención de llegar a la Defensoría del Pueblo, que con la Fiscalía y Contraloría, tiene la facultad de iniciar un proceso contra los magistrados del TSJ.

Varios accesos a Caracas amanecieron hoy bloqueados y el subte de la capital cerró una veintena de sus estaciones en el centro de la ciudad, como parte del operativo previsto por las dos grandes manifestaciones que comenzaban este mediodía

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que decidió activar el llamado “Plan Zamora”, que le fue presentado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para mantener el orden interno ante las supuestas amenazas de un golpe de Estado que ha sido convocado “desde Washington” y que vincula a las protestas opositoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *