Deportes

Marcelo Tinelli renunció a la AFA y abrió un sinfín de interrogantes

Marcelo Tinelli volverá a ser referido desde hoy como «empresario de medios» o «conductor televisivo», pero no más como «vicepresidente de la Comisión de Selecciones», «Coordinador de Estatutos y Convenio de colaboración con la AFA», «Vicetitular de San Lorenzo» o futuro candidato a «Presidente de la Superliga», ya que este lunes renunció a todos esos cargos a través de un comunicado vertido en su cuenta de Facebook, en el que adujo «problemas de salud» y también «algunos episodios que aceleraron esta decisión», último punto este que dejó abierta de par en par la puerta de acceso a todo tipo de interrogantes.

Es archiconocida la puja que mantuvieron Tinelli y el actual presidente de AFA, Claudio Tapia, hasta que hace poco más de un mes celebraron un acuerdo político en el que se repartieron cargos presentes y a futuro, aunque esta convivencia forzada se volvió tóxica apenas comenzada, ya que entre él como vicepresidente de la comisión de selecciones y Tapia como sucesor de Julio Grondona tuvieron que tomar de entrada nomás una medida muy traumática: despedir al entrenador del equipo nacional, Edgardo Bauza.

Tinelli tenía una relación personal con Bauza a partir del paso de éste como técnico de San Lorenzo y por lo tanto no aprobaba la cesantía del ‘Patón’, algo de lo que tampoco Tapia estaba muy convencido, dado que ésta era la primera medida que debía tomar como presidente de AFA, con las consecuencias que puede tener a futuro si, por ejemplo, el seleccionado argentino no logra la clasificación para el Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, las presiones que entre bambalinas ejercieron principalmente el vicepresidente del nuevo Comité Ejecutivo, Daniel Angelici, y otros conspicuos dirigentes como el titular de Lanús, Nicolás Russo, hicieron que la permanencia de Bauza en el cargo se volviera insostenible y, previo contacto telefónico con quien será su sucesor, Jorge Sampaoli, se resolvió discontinuar al entrenador.

Este fue el momento más difícil para Tinelli, ya que no solamente tuvo que participar de la comunicación al técnico de su despido, sino que además contó con la obligación de poner la cara ante la opinión pública en una conferencia de prensa que no fue tal, ya que no se permitió que los periodistas formularan preguntas, de la que tomaron parte él, Tapia y, sorprendentemente, el propio Bauza.

Tinelli solamente se limitó en su breve alocución de calificar de «buena persona» al ‘Patón’, que le retribuyó con el mismo afecto, en un acto público que no se extendió por más de ocho minutos y marcó definitivamente el principio del fin para Tinelli, quien tres días más tarde, el jueves santo, debía viajar a España junto a Tapia para entrevistarse, según se había anunciado, con Lionel Messi y el designado sucesor de Bauza, el también santafesino Sampaoli.

Sin embargo, nada de esto iba a suceder, porque a 48 horas de viajar Tinelli se bajó aduciendo problemas de salud, más precisamente un pico de estrés por el que los médicos le recomendaban tres días de reposo, justo el tiempo que iba a permanecer en España.

Entonces Tapia decidió viajar con su abogado personal y desde esta semana asesor legal de AFA, el ex arquero de Colegiales y Excursionistas, Andrés ‘Patón’ Urich, para explicarle a Messi los alcances de la sanción de cuatro fechas que le aplicó la FIFA de oficio por insultar a un árbitro asistente brasileño en el partido ante Chile y la forma de reducirla si el capitán del seleccionado accedía a presentarse a declarar en Zúrich el próximo 4 de mayo.

Claro que en el medio Sevilla le frenó el avance a «Chiqui» para verse con Sampaoli, por lo que tuvo que jugar a las escondidas en el hotel Art, de Barcelona, donde se hospedó y al que concurrió el sábado pasado el representante del natural de Casilda, Fernando Baredes, para estrechar el acuerdo con el entrenador a través suyo.

Así, una vez que visitó a Messi en su residencia de Castelfells, una localidad situada sobre el Mediterráneo, a unos 60 kilómetros del centro de Barcelona, el viernes, y recibir a Baredes el sábado (del encuentro participó también Urich para ir afinando el lápiz del futuro contrato de su representado), Tapia tenía la misión que lo había llevado a Europa cumplida y el domingo retornó a Buenos Aires.

Sin embargo, nunca se escuchó de su boca como había estado la reunión con Messi, aunque en principio no fue todo lo exitosa que se esperaba, ya que el cometido principal era convencerlo de que fuera a hacer su descargo a la sede suiza de FIFA el miércoles 4 de mayo y por el momento eso no sucederá.

La charla en cuestión también derivó, obviamente, en los temas Bauza y Sampaoli, mientras que este último realizaba evasivas declaraciones respecto de su futuro en el seleccionado argentino, tratando de quedar bien simultáneamente «con Dios y con el Diablo».

Messi no terminó de buena manera su relación con Tapia después de la Copa América Centenario de los Estados Unidos cuando, en el día de su cumpleaños número 29, el 24 de junio, un vuelo retrasado le impidió compartir el festejo con su esposa, que había viajado especialmente para ese acontecimiento.

Eso provocó que ‘Lío’ publicara un twitter muy significado en el que refería: «que desastre estos de la AFA». Los apuntados eran el por entonces presidente interino, Luis Segura, el también pasajero titular de la Comisión de Selecciones, Víctor Blanco, de nula relación con el plantel y el técnico de entonces, Gerardo Martino, y por supuesto Tapia.

En cambio Messi tiene una estrecha relación, de mutuo afecto, con Tinelli, algo que se hace extensivo al resto de los referentes de esta selección como Javier Mascherano, Ezequiel Lavezzi, Ever Banega y compañía. De hecho todos ellos se manifestaron muy felices de que el conductor de Show Match se hiciera cargo de la Comisión de Selecciones, por lo que esta renuncia puede abrir también un frente interno muy peligroso para las intenciones de Tapia y el resto de la dirigencia, aún cuando los futbolistas estén de acuerdo con el arribo de Sampaoli.

El hoy técnico de Sevilla planea ya manejar también las divisiones juveniles que coordinará Juan Sebastián Verón con la incorporación de algunos nombres como los de los «Gabrieles», Milito y Batistuta, al tiempo que intentará reponer en su equipo de trabajo, que por ahora suma a 10 integrantes, al actual entrenador de Defensa y Justicia, Sebastián Becaccece, quien ya lo acompañara en su paso por el seleccionado de Chile. Reemplazaría al español José Lillo, que se quedaría al frente del equipo andaluz.

De interrogantes nunca resueltos está plagada esta AFA que todavía no completó su primer mes de vida, pero seguramente lo que más inquieta por estas horas a Tapia y su equipo es saber si esta renuncia de Tinelli «al fútbol (en San Lorenzo pidió una licencia de 18 meses, hasta el fin de su mandato como segundo de Matías Lammens)», además de dejar solo al titular de River Plate, Rodolfo D’onofrio, en su intención de hacerse cargo de la Súperliga, que por ahora no corre peligro de entrar en funcionamiento en agosto próximo, cuenta con el apoyo de Messi y «sus amigos». Porque de ser así, el fútbol argentino estará en problemas más serios aún.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *