San Luis

Rodríguez Saá consideró como “muy grave” reprimir la protesta social

El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, consideró como “muy grave” que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, haya dejado abierta la posibilidad de reprimir la protesta social. También cuestionó que la vicepresidenta, Gabriela Michetti, haya cuestionado la realización de elecciones de medio término, y dijo que el gobierno nacional apuesta a reabrir la llamada “brecha” como parte de una estrategia electoral.

“Sería muy grave”, declaró Rodríguez Saá sobre la posibilidad de que el gobierno comience a reprimir la protesta social y añadió: “También fue grave la declaración de la vicepresidente (Gabriela Michetti) quien dijo algo así como que no le gustaban o había que suspender las elecciones de diputados y senadores de medio término. También esa fue una insinuación fea”.

“Este gobierno está desesperado porque no sale ninguna de las promesas electorales y este es un año electoral y ha puesto las fichas en el tema electoral a tal punto que ha dicho que no va a enviar al Congreso ninguna de las leyes importantes”, agregó el puntano, en declaraciones a radio Cooperativa.

Asimismo, aseguró que el gobierno nacional buscará de cara a las elecciones de medio término ahondar en la cuestión de la llamada “grieta”, dijo que en la actualidad esa brecha “es casi igual o parecida a la ocurrida en la caída o derrocamiento de Perón en 1955” e insistió en que “este anuncio de reprimir la protesta social es muy grave y van a venir días muy feos (si se produce es represión anunciada)”.

“El gobierno está en este clima enrarecido y tiene que salir, salir por la puerta grande poner en marcha un plan de lucha contra la pobreza, dejar de endeudarse”, aconsejó el gobernador puntano y reflexionó: “Esta deuda externa va a ser un problema enorme, enorme, para el país porque si la anterior era impagable; imagínese, en el gobierno de Macri, si sigue la proyección en el año que viene, va a duplicar, duplicar la deuda externa”.

Consultado sobre las intenciones políticas del macrismo de continuar con la pulseada con los gremios docentes, respondió que el gobierno pelea con los educadores “porque es un año electoral y, si le llegaran a doblar el brazo a los docentes, va a ser un mérito electoral”, dado que “el tema educativo tiene cautivo a los chicos, y a los padres no les gusta la huelga pero tampoco les gusta que el gobierno no arregle”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *