Sociedad

Murió una ballena que había quedado varada en Punta Mogotes

La ballena que estaba varada desde el sábado último en el balneario marplatense de Punta Mogotes murió hoy, pese a los esfuerzos para intentar llevarla mar adentro, que despertaron la atención de miles de personas.

El animal falleció hacia las 15.45 pese al trabajo de más de 48 horas realizado por personal de Prefectura Naval Argentina, Defensa Civil y Fauna Argentina y a profesionales del Aquarium, quienes, junto a socorristas y vecinos, intentaron contrarreloj regresar al ejemplar a su hábitat natural.

La muerte del cetáceo, de más de seis toneladas y casi ocho metros de largose produjo mientras se aguardaba que la pleamar aportara el nivel de agua suficiente para intentar arrastrarlo hacia las aguas con un remolcador.

La subida de la marea comenzó minutos después del mediodía, y a pesar de que el remolcador “Tornado” se encontraba a unos 200 metros de la costa, el intento de mover la ballena no llegó a concretarse porque los especialistas aguardaban un mayor nivel de agua, debido su delicado estado de salud.

El animal dejó de respirar a las 15.45, según confirmó a Télam el veterinario del Aquarium, Adrián Faiella.

El especialista señaló que “si bien son necesarios nuevos análisis, el ejemplar tenía anemia y un cuadro infeccioso generalizado”, según los primeros estudios.

“Me puse contento cuando hace unos minutos movió la cola, pero después advertimos que tenía que ver con movimientos reflejo propios de la inminencia de la muerte”, explicó Faiella, quien agregó que el grupo de profesionales que trabajó en el lugar había advertido que el animal también tenía “lesiones en las aletas”.

Según el especialista, estas heridas “hacen pensar en alguna patología previa al varamiento”.

Al momento del fallecimiento del mamífero, un ejemplar juvenil perteneciente a la especie de ballena jorobada o yubarta, cerca de mil personas aguardaban desde la arena que el remolcador pudiera comenzar a jalarla con una linga de más de 200 metros.

Esta linga estaba sujeta a otras dos que habían sido colocadas en la tarde de ayer alrededor del cuerpo del animal, para tratar de moverla sin dañarla, como si fueran arneses.

En los minutos en los que se produjo la muerte, cerca de 30 profesionales trabajaban directamente sobre el animal, resguardado por montículos de arena que buscaban favorecer la acumulación de agua.

Marplatenses, vecinos de localidades cercanas e incluso algunos turistas se acercaron desde temprano al balneario 16 de Mogotes para observar y registrar con sus cámaras el operativo de rescate y la presencia del animal sobre la arena mojada.

El arribo de curiosos fue constante desde la tarde del sábado, cuando la ballena quedó encallada en el lugar, y se estima que durante el domingo pasaron más de 2.000 mil personas.

A diferencia de lo que ocurrió durante el fin de semana, cuando gran cantidad de personas se acercaban a sacarse “selfies” e incluso tocar el animal,hoy personal de Prefectura acordonó el área para mantener a los curiosos a una distancia prudente.

El responsable de Defensa Civil de Mar del Plata, Rodrigo Goncálvez, informó por la mañana que mientras se aguardaba la pleamar prevista para el mediodía se “realizaron trabajos para refrescar al cetáceo y tener todo listo con diferentes embarcaciones para llevarla al mar”.

El funcionario detalló que objetivo era “llevar a la ballena a la profundidad de las aguas y que no vuelva a querer salir, como lo había hecho en dos oportunidades”.

El fin de semana, se intentó empujar al animal más allá de la rompiente de olas, pero no dio resultado y la ballena volvía a encallarse.

En la noche del domingo, los especialistas decidieron preparar al animal para el operativo de hoy, utilizando una grúa para acomodarla en la orilla en la mejor posición para la etapa final que debía ejecutarse esta tarde.

La propia grúa quedó encallada también junto a la ballena y fue necesaria otra para retirarla.

Tras el fallecimiento del cetáceo, Alejandro Saubidet, director científico de Aquarium, quien comandó el operativo de más de 48 horas, dijo que en los próximos días se llevaría a cabo la autopsia correspondiente, “a cargo de especialistas de la Facultad de Mar del Plata”.

En las últimas horas, sin embargo, Goncálvez confirmó a Télam que las muestras necesarias para estudios sobre las causas de la muerte del animal ya fueron retiradas en el lugar por profesionales de Laboratorio de Mamíferos Marinos de la Universidad Nacional de Mar del Plata, pero que no se realizarán mayores estudios y que el cuerpo será retirado mañana a primera hora.

“Ninguna de las entidades intervinientes tiene interés en conservar el cuerpo, así que mañana temprano vamos a iniciar las tareas para trasladar el cuerpo al predio de disposición final de residuos, que es a donde son llevados habitualmente animales de gran porte como caballos”, indicó.

Fuentes de Prefectura indicaron que la custodia momentánea del lugar donde está encallada la ballena quedará en manos de personal policial, que tiene jurisdicción en los balnearios de Mogotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *