Mundo

Los independentistas propusieron la candidatura de Puigdemont

La bancada de Juntos por Cataluña (JxCat) propuso hoy formalmente la candidatura del líder de la formación, Carles Puigdemont, para liderar el gobierno autónomo, en una reunión con el presidente del parlamento regional, Roger Torrent.

Torrent, miembro de ERC (Izquierda República Catalana), concluyó hoy las reuniones con todos los grupos que tienen representación en la Cámara para elegir al presidente del gobierno regional, que en una cuenta lineal podría salir de la bancada independentista.

En las elecciones del 21 de diciembre, el partido unionista Ciudadanos obtuvo el primer lugar pero no consiguió el control total de la Cámara, que quedó en manos de una alianza independentista conformada por JxCat, ERC y Candidatura de Unidad Popular (CUP).

La vocera de JxCat, Elsa Artadi, se mostró confiada en que Puigdemont será el candidato que finalmente proponga Torrent, ya que es el único que cuenta con los avales necesarios para ser investido.

JxCat y ERC ya habían anticipado que iban a impulsar la candidatura de Puigdemont, aunque la izquierda ha expresado sus reservas sobre una investidura a distancia, ya que el líder independentista está exiliado en Bélgica.

El acuerdo de los partidos catalanes para proponer a Puigdemont como nuevo presidente es una declaración de guerra hacia el gobierno nacional del conservador Mariano Rajoy, quien días atrás advirtió que en caso de que el “Parlament” consagrara al ex presidente autoexiliado en Bélgica se mantendrá la intervención resuelta el 27 de octubre, en respuesta a la declaración unilateral de la independencia.

Puigdemont es acusado de los delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos por haber declarado unilateralmente la independencia de la región, el 27 de octubre pasado.

Si vuelve a España podría ir preso. Por eso, su equipo busca habilitar una investidura a la distancia, que podría hacerse por Skype, algo que los asesores legales del Parlamento rechazaron porque no figura en el reglamento.

Artadi dijo hoy que están manteniendo reuniones con sus socios de ERC para definir el método que se utilizaría para una investidura a distancia y señaló que “hasta que no lo tengamos más avanzado no nos inclinaremos por una opción u otra”.

JxCat estudia también alegar “inmunidad” de Puigdemont como diputado para que no sea detenido cuando regrese a España, según la agencia de noticias EFE.

Sin embargo, Puigdemont pareciera no tener planeado regresar a España.

El ex presidente del gobierno catalán dijo hoy que es posible ser titular de esa región autónoma desde Bruselas gracias a las nuevas tecnologías.

La ley catalana prevé “usos telemáticos” para gobernar y la tecnología lo permite dijo Puigdemont en una entrevista a la emisora Catalunya Radio.

El ex presidente y candidato a la reelección descartó un regreso a España si su destino es la prisión, ya que “seguro” que “no se puede ser presidente si se es presidiario”.

Puigdemont considera que es el presidente legítimo desde su elección en 2016 por el Parlamento catalán e insiste en que solo renunciaría a ser de nuevo candidato a la Presidencia si la mayoría del Parlamento de Cataluña le retirara esa autoridad.

Admitió que gobernar desde Bélgica no es lo que querría pero “entre presidente y presidiario, prefiero ser presidente”, e indicó que “no pierde la esperanza” de que se retire la orden de detención, una decisión de Madrid que “ayudaría mucho a poner las bases del diálogo” con el gobierno español.

Sobre las dudas de los letrados del Parlamento en relación a la investidura a distancia, Puigdemont subrayó que ellos no son diputados y que solo “asisten” a un “órgano soberano”, que es la Mesa (órgano de gobierno del Parlamento) y que toma decisiones “legales”.

Ante la pregunta de qué sucederá si el rey Felipe VI no firma el decreto de su investidura, Puigdemont remarcó que si el Parlamento catalán lo “ratifica” como presidente, el jefe del Estado no tiene “ningún derecho a subvertir” ese mandato.

Mientras evalúa su futura, Puigdemont se prepara para viajar a Dinamarca el próximo lunes para participar de un debate sobre la situación de Cataluña.

Artadi confirmó la intención de Puigdemont de viajar aunque reconoció que se trata de una travesía que “no estará exenta de riesgos”.

El viaje tendría lugar pocos días antes de que expiren los tres meses de libre circulación que permite la Unión Europea para cualquier ciudadano extranjero residente en un país del espacio Schengen.

Si no sale de Bélgica antes del 30 de enero, Puigdemont debería registrarse como residente.

El viaje a Copenhague para participar en la conferencia también podría resolver la cuestión Bélgica antes de que expire el plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *