Economia

Industriales alemanes piden avanzar con el acuerdo Mercosur-UE

Empresarios industriales de Alemania pidieron al Gobierno de la canciller Angela Merkel que impulse el acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur a partir de la pérdida que producirá a su economía el conflicto con Estados Unidos, que aplicó aranceles al acero y aluminio europeos y amenaza con gravar sus automóviles.

“Alcanzar un Acuerdo de Libre Comercio UE-Mercosur sería una señal clara en un mundo cada vez más proteccionista, un orden comercial cada vez más sacudido por la ley del más fuerte que se está volviendo cada vez más peligroso, especialmente para una nación industrial orientada a la exportación como Alemania”, indicó a la agencia DPA el presidente de la Federación de Industria Alemana (BDI), Dieter Kempf.

El empresario precisó que, “al reducir los aranceles, las empresas europeas ahorrarían más de 4.000 millones de euros al año y el Mercosur podría modernizar sus propias industrias importando equipos y maquinaria de la UE”.

“Casi dos décadas después del inicio de las negociaciones entre la UE y el Mercosur, ambas partes deben tener finalmente la voluntad política de concluir un acuerdo ahora”, dijo Kempf.

Estados Unidos amenazó el viernes con imponer aranceles de 20 por ciento a las importaciones de vehículos europeos, luego de que la UE oficializara ese mismo día los gravámenes a una lista de productos estadounidenses en represalia por las tasas aplicadas por ese país al acero y aluminio procedente del bloque, novedad que provocó que las empresas alemanas ahora busquen alternativas en otros mercados.

Las medidas de la UE están dirigidas a importaciones por valor de 2.800 millones de euros, el máximo que puede imponer en este momento, pese a que el total de acero y aluminio europeos afectado por los gravámenes estadounidenses alcanza los 6.400 millones de euros.

Los 3.600 millones de euros restantes podrán “reequilibrarse” en un futuro, tras una decisión favorable en la disputa planteada frente a la OMC o cuando pasen tres años desde la imposición primera de los aranceles por parte de Estados Unidos.

Todos los productos incluidos en la lista estarán sujetos a aranceles de 25 por ciento, mientras que a la segunda tanda de productos se le aplicarán gravámenes de entre 10 y 50 por ciento, dependiendo del producto.

Las dos fases se deben a que los aranceles estadounidenses a productos europeos fueron clasificados en dos categorías: productos que no se exportan mucho a Estados Unidos y los que sí se exportan en gran cantidad.

Los aranceles estadounidenses también repercuten en los pronósticos de crecimiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) para la eurozona.

“La influencia directa del aumento de los aranceles es mínima, pero la influencia en la confianza y el riesgo de una escalada son considerables”, señaló la directora ejecutiva del FMI, Christine Lagarde
Además, Trump anunció la semana anterior aranceles de 25 por ciento a 1.102 productos chinos valuados en 50.000 millones de dólares, a lo que Beijing respondió con medidas equivalentes.

También Rusia anunció aranceles adicionales sobre determinadas importaciones de Estados Unidos e India se sumó el jueves con derechos de importación a 29 productos estadounidenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *