Policiales

Fernando Farré “no tuvo un gesto de arrepentimiento, ni suplicó perdón”

Fernando Farré, acusado de matar a su esposa Claudia Schaefer, “no tuvo un gesto de arrepentimiento, ni suplicó perdón” durante el juicio que se lleva en su contra por el crimen de la mujer ocurrido en 2015.

Así lo planteó esta mañana el abogado Jorge Sandro, quien representa a la familia de Schaefer, a pocas horas de que se conozca el veredicto del jurado en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro. Ayer, los fiscales y la querella pidieron prisión perpetua por femicidio en el juicio, mientras que Farré leyó una carta a sus hijos en la que aseguró: “No puedo explicar ni justificar lo que pasó”.

En diálogo con la prensa, Sandro sostuvo: “Debió pensar en sus hijos antes de cometer el crimen…No tuvo un gesto de arrepentimiento, de suplicar perdón, de decir que se equivocó”.

“Es indiferente, ni un gesto de arrepentimiento tuvo”, añadió el letrado respecto a Farré.

Sandro consideró: “El jurado deberá sensibilizarse por la situación de las criaturas y no por el padre que los dejó sin madre”.

Farré dijo ayer sus últimas palabras ante los doce miembros del jurado que hoy deberán dar a conocer el veredicto por el crimen perpetrado en el country Martindale, de Pilar, el 21 de agosto de 2015.

“No puedo explicar ni justificar lo que pasó. El desenlace fue totalmente impredecible. Fue complejo”, sostuvo el hombre durante la audiencia de alegatos en los tribunales de San Isidro.

Por su parte, la fiscal Laura Zyseskind pidió que Farré, de 54 años, sea condenado por homicidio agravado por el vínculo y por femicidio, por lo que puede recibir una pena de prisión perpetua.

El juicio por jurados requiere del voto unánime de los doce miembros para dictar la pena máxima de prisión perpetua por un femicidio, como pidieron las fiscales y la querella.

El hecho fue perpetrado el 21 de agosto de 2015, cuando Schaefer fue junto a su abogado a la casa que el matrimonio alquilaba en el country Martindale para retirar sus pertenencias, en el marco de un divorcio conflictivo que incluía una denuncia de la víctima en la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema.

Schaefer, de 44 años, fue al vestidor de la casa a retirar su ropa y Farré entró detrás de ella, cerró la puerta con llave y la atacó con dos cuchillos que había sacado de la cocina.

La autopsia determinó que Farré le ocasionó 74 lesiones cortantes a su esposa y la degolló por la espalda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *