Politica

Falleció el ex presidente Fernando de la Rúa

El ex presidente Fernando de la Rúa, que permanecía internado en un centro médico de la Ciudad de Buenos Aires, falleció esta madrugada como consecuencia del agravamiento de sus problemas de salud.

Nacido en la ciudad de Córdoba el 15 de septiembre de 1937, redondeó en las filas de la Unión Cívica Radical (UCR) una extensa trayectoria política que incluye haber sido tres veces senador y ocupado una vez una banca de diputado.

Egresado del Liceo Militar General Paz, se recibió de abogado a los 21 años con Medalla de Honor en la Universidad Nacional de Córdoba y desde joven militó en el radicalismo.

Su debut en la función pública fue como asesor jurídico en el Ministerio del Interior que encabezaba Juan Palmero durante el gobierno de Arturo Illia (1963-1966) y en abril de 1973 fue elegido senador por Buenos Aires al derrotar al peronismo en su hora de mayor apogeo, con lo que se convirtió en el más joven en ocupar una banca en la Cámara Alta.

En septiembre de 1973 fue compañero de fórmula presidencial del por entonces líder radical Ricardo Balbín, que fue derrotada por la de Juan Domingo Perón-María Estela Martínez de Perón.

Con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976, De la Rúa retomó su profesión de abogado y

siete años después, en 1983, con la vuelta de la democracia, se enfrentó a Raúl Alfonsín en la interna de la UCR en representación del balbinismo, pero perdió con quien después sería electo presidente de la Nación.

En las elecciones de octubre de 1983, ganó nuevamente una banca de senador por la capital federal al imponerse ante el peronista Carlos Ruckauf.

En 1989 volvió a triunfar en las urnas para revalidar su banca, pero la perdió porque una alianza del peronismo con los neoliberales de la Ucedé en el colegio electoral se la entregó a Eduardo Vaca.

En 1991 resultó elegido diputado por Buenos Aires y presidió el bloque radical, hasta que en 1993 llegó al Senado por tercera vez.

De la Rúa se opuso al Pacto de Olivos sellado por Alfonsín con Carlos Menem para la reforma constitucional de 1994, que además de la reelección presidencial dio autonomía a Buenos Aires, con lo que en 1996 el por entonces senador radical se convirtió en el primer jefe de Gobierno electo en la ciudad, antes gobernada por un intendente designado por el jefe del Estado.

Como jefe de Gobierno porteño retomó obras abandonadas, amplió la red de subterráneos, recuperó importantes espacios para convertirlos en paseos públicos y comenzó la descentralización por barrios. Abandonó su cargo meses antes de terminar su mandato, para asumir la Presidencia de la Nación.

En 1997 se había formado la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación (luego conocida como la Alianza), con la UCR y el Frente País Solidario (Frepaso) como principales socios, que se impuso al peronismo en las elecciones de medio término con el 45% de los votos.

Al año siguiente De la Rúa resultó ganador de las primarias abiertas de la Alianza para elegir candidato presidencial: venció a la frepasista Graciela Fernández Meijide gracias al apoyo de las estructuras de la UCR de todo el país.

Ya ungido candidato, en 1999 la fórmula que integró con el frepasista Carlos “Chacho” Alvarez se impuso con el 48,5 % de los sufragios ante la peronista formada por Eduardo Duhalde y Ramón Ortega.

A la delicada situación económica que afrontó De la Rúa en su gobierno, se sumó una crisis por disputas dentro de la Alianza, cuestionamientos a su liderazgo y una denuncia de pago de coimas en el Senado para sancionar una ley de flexibilización laboral que desembocó en la renuncia de Alvarez a la vicepresidencia

La renuncia de Álvarez hirió de muerte a la sociedad UCR-Frepaso en medio de un creciente descontento popular, con piquetes y protestas potenciados por fuertes recortes del gasto público y la aplicación del “corralito” que terminó por retener todos los depósitos bancarios en medio de un colapso financiero.

Hacia diciembre de 2001, la situación social se había descontrolado, con saqueos y desmanes a los que De la Rúa respondió con una declaración del estado de sitio que agravó aún más las cosas.

El 19 de diciembre, cuando Domingo Cavallo renunció como ministro de Economía, se agudizaron las protestas callejeras, con decenas de muertos y más de 2.000 heridos en las calles en enfrentamientos con fuerzas de seguridad.

En la mañana del 20 de diciembre, De la Rúa renunciaba a la Presidencia y se iba de la Casa Rosada en un helicóptero luego de fracasar en alcanzar un acuerdo político que garantizara la gobernabilidad del país.

“Renuncié porque la realidad me superaba”, dijo De la Rúa en un reportaje en 2011 al cumplirse 10 años de su salida del Gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *