Mundo

El norcoreano Kim Jong-nam agonizó “entre 15 y 20 minutos”

La autopsia realizada a Kim Jong-nam, el hermanastro mayor del líder supremo norcoreano Kim Jong-un, mostró que el agente tóxico VX le causó la muerte en apenas entre 15 y 20 minutos, señaló hoy el gobierno de Malasia, que pidió la captura de cuatro nuevos sospechosos norcoreanos.

Kim fue envenenado al parecer por dos mujeres que le frotaron o rociaron el agente químico por el rostro en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur el 13 de febrero pasado; minutos más tarde, la víctima alertó a las autoridades de la terminal, según muestran las grabaciones de las cámaras de vigilancia, y fue llevado al centro médico del lugar, donde perdió la conciencia.

“Murió en la ambulancia (…) Calculamos que fue entre 15 y 20 minutos después del contacto (con el veneno)”, indicó a la prensa el ministro de Salud, Subramaniam Sathasivam.

“La dosis era tan alta que fue tan rápido y afectó a todo el cuerpo (…) a su corazón y los pulmones, todo”, explicó el funcionario malasio.

Agregó que “sólo bastan que sean absorbidos por el cuerpo 10 miligramos de la sustancia para causar la muerte, por lo que en el caso de Kim se cree que la dosis fue mayor”.

En la madrugada de este domingo se realizó en el aeropuerto internacional un operativo para detectar la posible presencia de químicos tóxicos u otras sustancias, pero no se encontró nada, según informó la agencia de noticias alemana DPA.

El aeropuerto es “seguro y no se halló material peligroso”, anunció el jefe de la Policía del estado, Abdul Samah Mat sobre el operativo que incluyó expertos en radiación y nucleares.

El viernes pasado se dio a conocer que Kim había muerto a causa del agente nervioso VX, considerado un arma de destrucción masiva por la ONU.

El VX es un agente más tóxico que el gas sarín que está prohibido por la Convención de Armas Químicas de las Naciones Unidas.

En la danza de cruces y acusaciones, Corea del Sur apunta al régimen de Pyongyang de haber ordenado e asesinato del hijo mayor del antiguo líder Kim Jong-il, fallecido en 2011.

Malasia detuvo a dos mujeres, de nacionalidad indonesia y vietnamita, acusadas de envenenar a un hombre norcoreano; en tanto, ellas alegaron que pensaban que se trataba de una broma para la televisión con cámara oculta.

Además, la Policía malasia pide interrogar a un alto funcionario de la embajada norcoreana en ese país y a un empleado de una aerolínea norcoreana, y solicitó a Interpol que emita una alerta para otros cuatro norcoreanos sospechosos que se cree salieron del país el mismo día de la muerte de Kim.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *