Mundo

El huracán Irma “devastó” Antigua y Barbudas en su paso por el caribe

“Irma”, el huracán más potente del océano Atlántico en 37 años, atravesó hoy Antigua y Barbuda, en el Caribe, en camino hacia la costa de Florida, en tanto que en las islas caribeñas francesas de San Bartolomé y San Martín provocó dos muertes, mientras que Naciones Unidas estimó que el desastre natural puede afectar a 37 millones de personas.

Un equipo de ayuda de la ONU viajó a Barbados y otros equipos están listos para trasladarse, informó el vocero Stéphane Dujarric citado por la agencia DPA.

El huracán de categoría 5, con vientos máximos de hasta 295 kilómetros por hora, atraviesa las Antillas Menores en el Caribe y continúa rumbo a Islas Vírgenes, Puerto Rico, República Dominicana y Haití, publicó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

En tanto, en las islas caribeñas francesas de San Bartolomé y San Martín se reportaron al menos dos personas muertas y otras dos heridas de gravedad, informó la ministra francesa para los territorios de Ultramar, Annick Girardin.

El presidente francés, Emmanuel Macron, afirmó: “Deberemos lamentar víctimas”. Aunque aún es demasiado temprano para presentar un balance, ese balance será “duro y cruel”.

El huracán tocó tierra en la isla caribeña de Barbuda con vientos de 255 kilómetros por hora, desde donde se mueve hacia Puerto Rico y Cuba, pasando por varias islas de la región antes de dirigirse peligrosamente hacia Florida, informó el Centro de Huracanes.

Román Yerma, un cordobés de 27 años que está hace 6 meses en Miami y tenía previsto regresar el sábado a Nueva York, donde reside, afirmó en diálogo con Télam que “hay mucha incertidumbre” con respecto a la salida de su vuelo por el alerta del huracán que se prevé “pase por Miami el sábado a la noche y hay mucha paranoia”.

Marlis Sánchez, una cubana de 42 años que vive junto a su madre, sus hijas de 8 y 12 años y su marido en Miami y trabajo en bienes raíces, declaró a Télam que está “desesperada” ya que el agua empieza a “escasear” y todos los alimentos envasado “faltan en los supermercados”.

“Los precios de los vuelos subieron y no se a dónde ir; no quiero que mis hijas se queden con un trauma que le provocará el huracán”, aseguró desde su casa, donde cuida de su madre enferma.

Los meteorólogos advirtieron que a causa de “Irma” se producirán “marejadas acompañadas por olas grandes y destructivas” en las costas de los países caribeños que sufrirán su impacto.

En Miami, el gobernador de Florida, Rick Scott, alertó a los habitantes que “Irma” podría ser el más potente y destructivo que azotó nunca el lugar. Scott decretó hace días el estado de emergencia en Florida y ya fueron evacuados los cayos de Florida, al sur del estado a los que sólo se puede llegar por un sistema de puentes.

El Servicio Nacional de Meteorología de Puerto Rico estimó que el ciclón pasará más cerca de la isla de lo previsto, y que los vientos fluctuarán entre 190 y 220 kilómetros por hora, donde unas mil personas están refugiadas en albergues.

Cuando “Irma” está en pleno auge, las autoridades meteorológicas alertaron de que otra tormenta tropical, “José”, podría convertirse en huracán y alcanzar el fin de semana las mismas islas.

El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, usó las redes sociales para reportar que las “dos islas han sido devastadas por Irma”, aunque no dijo si el fenómeno causó victimas mortales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *