Temas del dia

El gobierno de la Ciudad prohibió recitales y dispuso que partidos de fútbol se jueguen sin público

La NBA, la liga profesional estadounidense de básquetbol, suspendió «por tiempo indefinido» la temporada 2019-2020 debido a que el jugador francés Rudy Gobert, de Utah Jazz, resultó «positivo» en un examen de coronavirus (COVID -19) y a causa de ello seis planteles han iniciado hoy una cuarentena.

Los planteles que jugaron ante Utah Jazz en los últimos 10 días se pusieron en cuarentena según lo determinó la NBA y son Cleveland Cavaliers, New York Knicks, Boston Celtics, Detroit Pistons y Toronto Raptors, además de los propios jugadores de los Jazz, que pasaron pruebas en el Chesapeake Energy Arena de Oklahoma.

Anoche un comunicado de la liga indicó: «La NBA ha anunciado que un jugador de Utah Jazz dio positivo por COVID-19. Los resultados del test se conocieron antes del salto inicial del partido entre Jazz y Oklahoma City Thunder en el Chesapeake Energy Arena. En ese momento el partido fue cancelado. El jugador afectado no estaba en el estadio».

La liga agregó: «La NBA decidió suspender todos los partidos de esta noche y hasta próximo aviso. La NBA utilizará ese tiempo para determinar los próximos pasos respecto a la pandemia del coronavirus»

Horas antes del comunicado, la NBA había decidido jugar a puerta cerrada el partido Golden State Warriors-Brooklyn Nets, y se consideraba postergar los partidos o hacer todo a puerta cerrada, en una decisión esperada para hoy, señaló Marca.

La suspensión de Jazz-Oklahoma generó confusión, ya que los jugadores salieron a calentar y estaban a instantes de iniciar el partido, cuando un médico de Oklahoma Thunder habló con los árbitros.

Los jugadores y árbitros volvieron a los vestuarios y después se hizo el anuncio. «Por causas de fuerza mayor, el partido ha sido pospuesto», dijo el vocero oficial del Chesapeake Energy Arena y agregó: «Están todos a salvo, tomen su tiempo y abandonen la arena de forma ordenada. Todos están a salvo».

Utah Jazz explicó en un comunicado que el pivote Gobert había dado negativo a la gripe, faringitis y una infección de las vías respiratorias superiores «pero en una medida de precaución, y en consulta y cooperación con el personal médico de la NBA y los funcionarios de salud de Oklahoma, se tomó la decisión de evaluarlo para el COVID-19. Un resultado positivo preliminar se dio a conocer justo antes del inicio del partido».

El dueño de la franquicia Dallas Mavericks, Mark Cuba, opinó: «Esto es una locura, no puede ser verdad, parece más bien sacado de una película. Pero confío en Adam Silver (comisionado de la NBA), esto ya nada tiene que ver con el básquetbol o el dinero, cada uno piensa en su familia en momentos así».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *