Temas del dia

El Gobierno de Bolivia detuvo a un diputado argentino que viajó para ser veedor de las elecciones

El diputado nacional Federico Fagioli fue detenido al ingresar a Bolivia para participar como observador internacional de las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo mañana, ante lo cual el Gobierno responsabilizó a las autoridades del vecino país por el hecho «ilegal».

El legislador del Frente de Todos ingresó en la noche del pasado viernes a Bolivia como parte de la comitiva invitada por la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, Eva Copa.

«Al momento de arribar al aeropuerto de El Alto, lo retuvieron, lo violentaron y le quitaron sus pertenencias. Este es otro claro ejemplo de la avanzada de la derecha sobre las democracias en nuestro continente», sostuvieron allegados a Fagioli a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo, denunciaron que se trató de una «detención arbitraria». En el entorno del legislador habían llamado a movilizarse frente a la Embajada de Bolivia en Buenos Aires «para exigir la deposición de la retención ilegal», aunque más tarde suspendieron la convocatoria.

La detención generó forcejeos y discusiones entre los efectivos de la Policía Boliviana y Fagioli y el resto de los miembros argentinos de la comitiva de veedores internacionales: los también diputados Leonardo Grosso y Paula Penacca y el senador Guillermo Snopek.

En ese marco, el funcionario de la Embajada argentina en La Paz Lucas De María sufrió un «ataque de asma». «Federico está bien. Todavía es poco claro el suceso. La única razón evidente de la situación va de la mano con las declaraciones de (el ministro de Gobierno, Arturo) Murillo y Añez respecto a cómo iban a manejarse con los observadores extranjeros que lleguen al país, lanzando acusaciones totalmente falsas respecto a quienes van con la facultad de garantizar la transparencia del acto electoral.

Declaraciones aberrantes y que hablan del Gobierno de facto y de la ausencia de garantías constitucionales», señalaron allegados al legislador.

Tras el incidente, la Cancillería repudió el accionar de las Fuerzas de Seguridad y las autoridades bolivianas. «El Gobierno argentino exige que el Gobierno de facto de Jeanine Añez se haga responsable por la detención ilegal del diputado Federico Fagioli, que viajó al Estado Plurinacional de Bolivia en carácter de veedor de las próximas elecciones.

También que se responsabilicen por la salud del funcionario de la embajada argentina, Lucas De María, que tuvo un ataque de asma en medio del conflicto», reclamó el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto a través de Twitter.

La cartera conducida por Felipe Solá también destacó que los legisladores argentinos «fueron invitados para participar como observadores de las elecciones por la presidenta de la Asamblea Legislativa Plurinacional de Bolivia, Eva Copa».

Este domingo Bolivia irá a las urnas por primera vez tras la salida del líder del MAS, Evo Morales: los candidatos para suceder a la interina Jeanine Áñez son Luis Arce (Movimiento al Socialismo -MAS-); Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana); Luis Fernando Camacho (Creemos); Chi Hyun Chung (Frente para la Victoria); Jorge Tuto Quiroga (Libre 21); María Bayá (Acción Democrática Nacionalista); y Feliciano Mamani (Partido Acción Nacional Boliviano).

Además, de la detención de Fagioli, los miembros de la comitiva denunciaron que la policía boliviana golpeó a un agregado de la embajada argentina que se acercó al lugar para asesorar a los legisladores.

«El Senado boliviano invitó formalmente a un grupo de diputados argentinos a que sean veedores internacionales, acompañantes electorales. Entramos en Cochabamba sin ningún problema, migraciones internacionales de Bolivia nos dejó pasar y acá (en La Paz) no nos dejan pasar. Ellos iban a garantizar que estuviéramos todos los veedores para que hubiera elecciones limpias y eso no está pasando. Retuvieron al diputado Fagioli y a todo el resto», explicó Grosso en un video que publicó desde el aeropuerto de El Alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *