San Luis

Convenio entre San Luis y Chaco para la restauración de la Cuenca del Morro

El gobernador de San Luis, Alberto Rodriguez Saá y su par de Chaco, Domingo Peppo, suscribieron un convenio marco de cooperación técnica e institucional para la restauración ambiental de la Cuenca del Morro, donde la deforestación produjo el nacimiento del denominado Río Nuevo.

convenio-chacos-san-luis

El acuerdo entre provincias se concretó ayer, en la Isla del Cerrito, Chaco, y tendrá por objetivo el estudio, cultivo y forestación de especies nativas o exóticas, dentro del plan de acción que lleva adelante la provincia de San Luis en la Cuenca del Morro y área de influencia, informó la Agencia de Noticias del Estado provincial.

El acuerdo estará vigente mientras perdure la emergencia ambiental declarada y tiene como finalidad una mutua colaboración a través de acciones tendientes a asesoramientos e intervención en materia ambiental, como también la provisión de recursos materiales y humanos, intercambio de información y capacitaciones y el desarrollo de estudios y proyectos de investigación conjuntos.

El gobernador agradeció la ayuda del gobierno del Chaco en esta problemática, y destacó que “fue la única que provincia que acudió a nuestro llamado de ayuda, incluso por sobre la Nación, que no contestó a nuestro pedido”.

La ministra de Planificación Ambiente e Innovación Tecnológica del Chaco, María Elina Serrano, participó el 24 de agosto último de una asamblea extraordinaria del Consejo Federal de Medio Ambiente en la casa provincial de San Luis en la CABA, que fue la antesala del acuerdo firmado entre los gobernadores.

En ese encuentro del que participaron responsables del área ambiental de las 24 provincias se avanzó sobre el acuerdo para que Chaco contribuya a la recuperación del equilibro forestal de San Luis.

“Trabajamos sobre un convenio con San Luis para la provisión de árboles con el objeto de solucionar los problemas ambientales que esa provincia sufre como consecuencia de la expansión de la frontera agrícola”, explicó Serrano, quien preside la Comisión de Bosques de COFEMA, en esa oportunidad a Diario Chaco.

La funcionaria chaqueña aseguró que se cuenta con organismos como el Instituto de Investigaciones Forestales y Agropecuarias, que tiene la capacidad para la producción de plantines, los viveros del Ministerio de Producción o el Centro Biotecnológico Agroforestal que posee gran tecnología.

“Es –aseveró- una oportunidad para colaborar con otra provincia a través de nuestra flora: la reforestación permitirá a San Luis no sólo recuperar la fijación de suelos y la producción de oxigeno, sino también contribuir a luchar contra el cambio climático”.

En ese marco Chaco aportaría cerca de un millón de plantines de algarrobo a San Luis para colaborar con el plan de remediación que afecta a 370 hectáreas en las que el cultivo intensivo de soja y maíz provocó la expansión de la frontera agrícola y alteró el uso del suelo históricamente de pastizales y bosque nativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *