Politica

Carlos Menem no podrá ser candidato en estas elecciones

La Cámara Nacional Electoral decidió hoy que el ex presidente Carlos Menem no podrá ser precandidato a senador nacional en las próximas elecciones PASO y, en su reemplazo, encabezará la lista Ricardo Guerra, actual ministro de Hacienda de la Rioja.

Así lo resolvieron los camaristas Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera, quienes hicieron lugar a la impugnación del ex presidente por las condenas penales que tiene en su contra.

En la resolución, los miembros de la Cámara Nacional Electoral destacaron que “el pronunciamiento que aquí se emite no importa desconocer las altas responsabilidades institucionales que el señor ex Presidente de la Nación ha desempeñado, ni prescinde de la presunción de inocencia de la que goza -como se dijo- mientras no devenga firme la condena dictada a su respecto”.

No obstante, la Cámara entendió que Carlos Menem no reunirá las condiciones de idoneidad para poder postularse a raíz de las condenas en su contra.

A raíz de esta decisión, el ministro de Hacienda, Ricardo Guerra, será el primer precandidato a senador nacional por el Partido Justicialista riojano, en reemplazo de Carlos Menem.

Si bien la segunda precandidata a senadora nacional por el PJ riojano es Florencia López, ante la negativa por parte de la Cámara Nacional Electoral para que Menem se postule, ese lugar es asumido por el suplente, en este caso, Guerra.

Fuentes del peronismo riojano indicaron a DyN que “no hay tiempo” para imprimir nuevas boletas, por lo cual la lista que ahora encabezará Guerra para el Senado de la Nación, llevará el rostro de Menem.

La decisión de la Cámara se tomó luego de que el fiscal Jorge Di Lello avalara la candidatura del ex jefe de Estado para postularse a un tercer período en la Cámara Alta.

Menem, de 87 años, había sido impugnado en La Rioja a raíz de las condenas judiciales en su contra.
El ex primer mandatario fue sentenciado a siete años de prisión y 14 de inhabilitación por el contrabando de armas a Croacia y Ecuador, en un fallo que fue confirmado por la Cámara Federal de Casación Penal, pero que la semana pasada fue apelado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

También fue condenado a cuatro años y medio de cárcel por el pago de sobresueldos a ministros y otros funcionarios durante su gobierno de 1989 a 1999, y está siendo enjuiciado por supuesto encubrimiento en la investigación del atentado terrorista a la AMIA, que dejó 85 muertos.

Y la semana pasada Casación revocó su sobreseimiento en el caso de la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero, que según la Justicia estuvo destinada a borrar rastros de la desaparición de armas que fueron enviadas a Ecuador y Croacia.

En ese contexto, el candidato Leonel Acosta, de Izquierda Frente al Socialismo de La Rioja, impugnó en la justicia de La Rioja la precandidatura de Menem por el Frente Justicialista Riojano, por entender que no reunía “la condición de idoneidad suficiente para acceder al cargo público que pretende, por encontrarse condenado en proceso penal, por la comisión de delito doloso”.

La Justicia electoral de La Rioja rechazó la presentación por entender que era extemporánea. La medida se apeló y el caso llego a la fiscalía electoral de Di Lello (que actúa como una fiscalía de segunda instancia).

Di Lello se pronunció hoy a favor de habilitarle la candidatura a senador: “La restricción al derecho a ser elegido se limita al condenado por juez competente en proceso penal, entendiendo por tal a aquel sobre el cual pesa una sentencia condenatoria firme, pasada en autoridad de cosa juzgada y, consecuentemente excluido del padrón electoral mientras dure su inhabilitación, situación que no se da en el caso del ciudadano Carlos Saúl Menem, ya que se encuentra registrado en el Padrón Electoral de su distrito”.

En ese sentido, concluyó que “solo habrá condena” contra Menem “y por lo tanto restricción de derechos políticos y consecuente inhabilidad para ser candidato” a senador nacional “cuando haya sentencia firme con autoridad de cosa juzgada”.

Sin embargo, apenas un rato después, la Cámara Electoral rechazó la candidatura de Menem: se basó en el antecedente de la candidatura de Raúl “Tato” Romero Feris, quien en 2003 pretendía ser legislador con casi 40 causas abiertas y dos condenas que lo inhabilitaban para ocupar cargos públicos.
Para la Cámara, “la similitud de condiciones que reviste el caso de autos respecto del precedente de mención resulta incontrovertible”.

Los jueces de la Cámara Electoral recordaron aquel fallo se revocó la oficialización de la candidatura a senador nacional de Romero Feris porque había una condena en un proceso penal que no estaba firme y resaltaron que “el derecho de sufragio pasivo o el derecho a ser elegido aparece estrechamente ligado a una determinada concepción de la representación”.

“Precisamente, porque se espera de los elegidos cualidades singulares, se les exigen condiciones distintas y más estrictas que las que se requieren para el ejercicio del sufragio activo, ya que no es solamente un derecho, sino también constituye la oferta electoral”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *