Sociedad

Cancillería confirmó la muerte del argentino Jaime Achequenaze en México

El argentino muerto por el terremoto que azotó el centro de México el último lunes fue identificado como Jaime Achequenaze, de 76 años, quien residía en la capital del país, informó hoy en un comunicado la Cancillería, que lamentó su fallecimiento.

“El deceso de nuestro compatriota fue confirmado al Consulado General de nuestro país en la capital mexicana, en la fecha, por la Cancillería mexicana, a partir de la verificación de identidad que efectuara el Instituto de Ciencias Forenses de la Ciudad de México el 20 de septiembre pasado”, señaló el texto.

Los restos mortales “fueron retirados de la morgue por los familiares del señor Achequenaze, también residentes en México, y serán inhumados por su familia”, agregó la nota oficial.

Hoy más temprano el embajador en México, Daniel Chuburu, había reportado en diálogo con Télam la muerte de un hombre argentino de 76 años con cuya familia aún no se había podido hablar, tras el sismo de 7,1 grados en la escala de Richter que sacudió el centro del país azteca con un saldo provisorio de 293 muertos, de los cuales 8 extranjeros.

“Sería de la comunidad judía local, un residente hace muchos años en México, pero no logramos hablar con la familia ni con la comunidad judía porque están en Año Nuevo”, señaló Chuburu, a esta agencia desde Ciudad de México. La celebración del año nuevo judío, Rosh Hashaná, culminó anoche.

El Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México (TSJ) informó hoy que el argentino fallecido había sido hallado entre los escombros de una vivienda derruida, aunque sin brindar su identidad, según consignó la agencia DPA.

El miércoles último el cónsul argentino en México, Gabriel Servetto, precisó que había varios argentinos con los que no se había podido establecer contacto.

El TSJ precisó que hay otros siete extranjeros que fallecieron durante el terremoto: un médico español, una panameña, cuatro taiwanesas y un surcoreano, y que los cuerpos de las víctimas ya fueron entregados a los familiares luego de ser identificados, pero no se difundieron los nombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *