Politica

Apagón: El Gobierno nacional no sabe qué lo provocó

A pesar de que el desperfecto fue a las 7.07 no hay aún explicaciones acerca del motivo por el cual todo el país quedó sin electricidad. El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, atinó a decir que fue algo “anormal y extraordinario” que será investigado.

“No tenemos información de por qué ocurrió”, aseguró ayer el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, durante una conferencia de prensa en la que se limitó a confirmar que minutos después de las 7 de la mañana se produjo una desconexión total del sistema eléctrico lo que provocó un inédito apagón a lo largo del todo el país, algo que nunca había ocurrido en la historia argentina. El funcionario sostuvo que recién podría llegar a saberse qué pasó dentro de 10 o 15 días. Hasta entonces, si vuelve a ocurrir un evento similar no habría forma de tomar precauciones para poder evitarlo.

Un informe preliminar de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa) sostiene que desde el 18 de abril la línea de transmisión Colonia Elía-Nueva Campana, que lleva energía desde las centrales de Yacyretá y Salto Grande hacia Buenos Aires, salió de servicio por reubicación de una torre en el cruce del río Paraná Guazú. Por lo tanto, se venía operando con la línea paralela de 500 kilovoltios Colonia Elía-Belgrano. En esta última se produjo un cortocircuito a las 7:06 del domingo. Simultáneamente, y por causas aún no precisadas, se desenganchó la línea de 500 kilovoltios Mercedes-Colonia Elía.

En Cammesa afirman que el sistema está preparado para soportar el desenganche de dos líneas de 500 kilovoltios, pero en este caso terminaron siendo tres las que salieron de servicio al mismo tiempo. Este debilitamiento de la red posiblemente fue lo que desestabilizó las centrales de Yacyretá y Salto Grande y se perdieron sus aportes (unos 3700 MW), aunque no está claro por qué no se pudo restablecer automáticamente el equilibrio y ese fallo terminó afectando a todo el sistema interconectado nacional. “Aparentemente, en ese proceso transitorio, desengancharon otros generadores adicionales (entre ellos la central nuclear Embalse) y todo el sistema quedó con un déficit de generación tal que lo llevó al colapso”, sostuvo Cammesa, aunque sin arriesgar cuáles pueden haber sido las causas.

Cerca del mediodía trascendió que el sistema había arrojado un alerta y en el gobierno no lo notaron, pero Lopetegui negó esa información en la conferencia de prensa. “La desconexión total se produce de manera automática. Son las computadoras que rigen el sistema las que lo hacen cuando detectan desequilibrios que podrían provocar un daño mayor y en milisegundos se desconecta el sistema para protegerlo. Acá no hubo ninguna alerta. No hay posibilidad de que exista ninguna alerta porque es algo que el cerebro humano no podría detectar. No hay intervención humana. No tenemos más información en este momento de por qué ocurrió”, aseguró.

Lopetegui aseguró luego que el sistema eléctrico es robusto, mientras el 44 por ciento del país permanecía a oscuras pasadas las 15 horas. “Este es un evento extraordinario que no tendría que haber ocurrido de ninguna manera, más allá de que hayan existido eventos similares en otros países. El sistema argentino hoy es un sistema muy robusto con capacidad de generación en exceso, tanto de generación como de transporte, con lo cual no hay razones para que haya ocurrido lo que ocurrió, pero la realidad es que ocurrió”, sostuvo.

El secretario de Energía estuvo acompañado en la conferencia de prensa por el gerente general de Transener, Carlos García Pereira, y por el subgerente general de Cammesa, Jorge Ruiz Soto, quienes también evitaron especular sobre las causas que provocaron el apagón. “Si supiéramos ya estaríamos resolviéndolo, pero no sería responsable dar una hipótesis que no esté debidamente estudiada, analizada y verificada”, aseguró García Pereira, quien insistió también con que el sistema eléctrico es robusto y se solidarizó con los afectados. “Nos duele mucho que haya ocurrido esto. Acompañamos a todos los que están padeciendo la falta de energía. Nosotros también la estamos padeciendo como ciudadanos”, afirmó.

Por su parte, el subgerente general de Cammesa, Jorge Ruiz Soto, sostuvo que los primeros informes van a estar dentro de 48 horas y después Cammesa se tomarán una semana o diez para analizar todos los datos y tener un informe final completo. Ruiz Soto estuvo en la conferencia porque el gerente general Mario Cairella está en Canadá. Página/12 consultó a Energía sobre los motivos de su ausencia y fuentes oficiales aseguraron que viajó por trabajo formando parte de una delegación de presidentes y gerentes generales de empresas de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA).

Pagina 12

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *