Policiales

Acuchilló a su mujer y a sus cuatro hijos y luego incendió su casa

Un policía retirado que había sido denunciado por violencia de género asesinó a su mujer y a sus cuatro hijos, uno de ellos discapacitado, a quienes atacó a puñaladas y luego quemó, al provocar un incendio en su casa de la capital santiagueña, informaron fuentes policiales y judiciales.

El atacante fue rescatado con graves quemaduras aunque con vida del interior de la vivienda, a pesar de que le pidió a quienes lo auxiliaron que lo dejaran adentro porque “quería morir con su familia”, contaron los vecinos a la prensa local.

El episodio ocurrió anoche en casa del sector 450 Viviendas, del barrio Villa del Carmen, en el acceso oeste a la capital provincial y las víctimas tenían 33, 12, 11, 9 y 3 años.

Según las fuentes, todo comenzó con una discusión que el múltiple homicida, identificado como Rodolfo Ferreyra (50), alias “Fito”, mantuvo con su mujer, Nancy Elizabeth Lastra (33), luego de que ésta lo denunciara horas antes por violencia de genero en la Comisaría del Menor y la Mujer.

En medio del intercambio verbal, el hombre tomó un cuchillo y atacó a su pareja y a sus cuatro hijos, uno de ellos discapacitado.

Tras acuchillar a su familia, el acusado prendió fuego e hizo explotar una garrafa en la cocina de la casa, ubicada en manzana 25 Lote 3, en cercanías de una zona cubierta por tupida vegetación.

En pocos minutos el fuego se extendió por las habitaciones en las que se encontraban heridos o ya muertos -aún eso se debe determinar – su mujer y sus cuatro hijos: Marcos (11); Luciana (12); Santiago (3); y Verónica (9), con problemas motrices.

Tras el alerta de los vecinos -que fueron quienes inicialmente entraron a la casa para combatir el fuego y ver si podían ayudar a la víctimas-, una dotación de Bomberos de la Policía de Santiago del Estero llegó al lugar y encontró los cuerpos quemados.

En tanto, el esposo y padre de las cuatro víctimas fue rescatado aún con vida y envuelto en llamas del interior del inmueble, por lo que fue trasladado al Hospital Regional Ramón Carrillo, donde permanece internado con pronóstico reservado y en terapia intensiva.

Los vecinos que auxiliaron a Ferreyra, de contextura robusto, relataron que al ingresar a la casa el agresor les pidió que no lo sacaran: “Quiero morir con ellos”, les dijo.

De acuerdo a los testimonios de vecinos del lugar, Lastra había realizado ese mismo día una denuncia contra su esposo por violencia de género en la Comisaría del Menor y la Mujer y, tras discutir con el agresor en la vereda, el policía retirado la encerró junto a sus hijos en el interior de la vivienda donde finalmente se registró la masacre.

En el lugar trabajaron efectivos de la División Criminalística de la Policía de Santiago del Estero, en presencia de los fiscales Mariano Gómez y Sebastián Robles.

En diálogo con la prensa local, el fiscal Robles aseguró: “Fue un espanto con lo que nos encontramos al ingresar a la casa, desde el punto de vista humano. Las víctimas fueron acuchilladas antes de morir quemadas”.

Sobre el estado de salud del agresor, internado en terapia intensiva, el funcionario judicial dijo que “tiene quemaduras en el ochenta por ciento de su cuerpo y su estado es grave”.

En tanto, los cuerpos de la mujer y los niños serán sometidos a autopsias en la Morgue Judicial que funciona en el Hospital Independencia de la capital santiagueña, con el fin de determinar las causas de la muerte, es decir si fue como consecuencia de las puñaladas que recibieron o del incendio posterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *