YPF se convertiría en una empresa mixta (estatal-privada) en menos de un mes

 

11 de abril de 2012

 

Según las declaraciones del gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, todo estaría acordado para que el Estado Nacional se haga con el 50% de las acciones de la compañía petrolera. Resta saber quién tendrá el control mayoritario.

Luego de una reunión con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, Sapag adelantó temas que podrían surgir de la reunión entre las provincias con hidrocarburos y la presidenta, Cristina Kirchner.

“Creemos que el jueves en la reunión que convoca la Presidenta con los gobernadores de la Ofephi va a haber novedades importantes”, aseguró el gobernador y aclaró: “Yo creo que se viene una sociedad de economía mixta en el caso de YPF y vamos a ver las oportunidades de inversión que allí aparecen, a partir del día siguiente. El día después quizás es el día más importante”.

“Seguramente el Estado va a querer gobernar esta sociedad de economía mixta, alentar la inversión privada y hacer un gerenciamiento muy profesional de la empresa que sea una sociedad de economía mixta” con “participación de las provincias en el directorio”, prosiguió.

El hecho de quién tenga el control del capital no es menor. Ello permitiría definir quién tiene la responsabilidad del direccionamiento y la búsqueda de inversiones. Serviría, sin embargo, para que el Estado pueda regular según las necesidades energéticas del país.

En cuanto a las áreas que se han quitado a YPF, Sapag explicó: “las vamos a pasar a [la empresa estatal provincial] Gas & Petróleo. No hay tiempo que perder, lo hablé con la presidenta de la Nación, está dispuesta a recibir capitales de cualquier parte del mundo” para realizar inversiones mixtas.

El gobernador de Neuquen, Jorge Sapag.

Metodología de la adquisición

El gobierno tiene distintas formas de llegar al control mixto de YPF, pero la compra del paquete accionario de la familia Eskenazi (Grupo Petersen) no sería una de ellas. “El grupo Petersen gestiona y administra la empresa, pero no tiene capacidad para tomar decisiones sobre las inversiones ni de endeudarse para desarrollar un proyecto de largo plazo”, aseguran especialistas en el tema.

“Es una diferencia sustancial, porque lo que necesita en este momento el Gobierno es tener a YPF como herramienta para desarrollar una estrategia nacional, una política energética, convocando y orientando a la inversión privada, pero como accionista minoritario no lo podrá hacer”, se añade.

El principal motivo por el que esto fracasaría, y por el cual se ha demorado tanto la adquisición (especulando con que es voluntad del Gobierno Nacional el llevarla adelante), es la cantidad de trabas legales puestas durante la década de los 90′ para evitar que el Estado vuelva a gestionar los recursos naturales, explicaron fuentes a M24Digital.

La reunión con la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHi) y Cristina Kirchner se realizará este jueves 12 de abril.

Por Pedro Henestroza

Comments are closed.