El ‘milagro’ del nacimiento que superó a la Ciencia (Imágenes)

01 de abril de 2012:La joven Danielle fue al médico y  asombrado descubrió que estaba embarazada.

Danielle  Young fue  diagnosticada  de tener dos úteros, una condición rara que hace que sea difícil de llevar un embarazo a  término.

Además la  trompa de Falopio estaba bloqueada  completamente lo que significa que sólo uno de sus dos úteros  estaba funcionando correctamente.

Así que sorprendió aún más a los profesionales cuando descubrieron  que estaba embarazada de gemelos,  uno en cada matriz, casos como éste se ven uno en cinco millones.

Los médicos le habían pronosticado que no iba a llegar a término con su doble embarazo, pero milagrosamente los dos gemelos nacieron sorprendiendo a los profesionales.

La Jefa de Obstetricia Andrew Shennan, del Kings College Hospital de Londres, dijo: “Un obstetra verá un caso como éste, una vez en la vida”.

“El huevo debe haber venido por la trompa de Falopio que  los médicos anunciaron que estaba bloqueado, Este caso es extremadamente inusual”.

La joven, de 29 años, desafió todos los pronósticos  médicos ya cuando dio  a luz a su primera hija Paige, ahora de cinco años.

Ella había sido diagnosticada con un útero bicorne, a la edad de 18 años. La condición significaba que su vientre se dividió por completo en dos y las dos mitades fueron selladas entre sí, haciendo dos úteros independientes.

Ella también tiene un doble cuello uterino y la vagina doble. Sin embargo, una trompa de Falopio se bloqueó por completo, lo que significaba que sólo sería posible para ella quedar embarazada en una sola placenta.

Pero tener dos úteros más pequeños, también significó que sería difícil para ella llevar un embarazo a término.

Danielle,  que vive con su esposo Richard, de 39 años, un fontanero, en Bridgwater, dijo: “Yo sabía que por mi condición, sería poco probable que alguna vez fuera  madre.
Fue devastador para mí,  porque amo a los niños, pero tuve que aceptar que no iba a suceder”.

La pareja fue a ver a un consultor sobre  fertilidad para saber si tenía alguna  posibilidad de tener un tratamiento de FIV para poder concebir.

Debido a su condición fue puesta en  lista de espera para un tratamiento de FIV. Pero los médicos le advirtieron que incluso si se quedaba embarazada, sería poco probable porque su vientre no sería lo suficientemente grande como para llevar un embarazo a término.

Ella dijo: “Yo quería tener  todas las oportunidades posibles, y no había manera de que me dieran  esa pizca de esperanza. Así que nos fuimos en lista de espera para recibir tratamiento”.

Pero, varios días después, antes de cualquier tratamiento, la joven comenzó a sentirse mal. Su marido la convenció para hacer una prueba de embarazo y descubrieron que se había quedado embarazada de forma natural.

Ella dijo: “Nos sorprendió tanto. Después de todo lo que los médicos habían dicho que, en realidad estaba embarazada. Me dieron las exploraciones regulares y los médicos dijeron que no podían prometer que iba a ser capaz de llevar al bebé”.

Paige nació en febrero de 2007 en St Michaels Hospital en Bristol, y sólo cinco meses más tarde la señora joven comenzó a sentirse mal otra  vez.

Las pruebas demostraron que estaba embarazada una vez más – y esta vez fue un golpe doble. Ella estaba embarazada en los dos úteros.

Young dijo: “Fue increíble saber que estaba embarazada de nuevo. Fue un shock. Cuando me hacían  la ecografista,  el escáner corría a través de mi estómago y pudimos escuchar  los latidos del corazón”.

“Luego la técnica, miró la pantalla con una expresión de desconcierto, trasladó el escáner un poco, y había otro latido en el otro vientre. Yo estaba embarazada de gemelos”.

“Nadie podía explicar cómo había quedado embarazada en ese vientre que estaba completamente bloqueado. Nos pareció que era un milagro”.

“Se podía ver que había dos bebés en mis dos úteros y los dos estaban vivos. Pero no podía entender cómo el otro bebé había logrado llegar allí. Los médicos estaban desconcertados. Ni siquiera podían garantizar cómo se había concebido, al mismo tiempo y que pude haber quedar embarazada dos veces, con dos semanas de diferencia”.

Los médicos le advirtieron que era poco probable que los dos bebés pudieran sobrevivir a término, especialmente en el gemelo que estaba en el vientre izquierdo más pequeño.

Danielle  fue escaneada todas las semanas en el Hospital de San Miguel en Bristol, hasta que llegó a seis meses de embarazo y entró en trabajo de parto prematuro en diciembre de 2007.

Los médicos trataron de detener su trabajo, pero horas más tarde, los gemelos nacieron de emergencia  por cesárea: Josué nació con un peso pequeño de 2 libras6, y Leah con un peso más pequeño, con 2 libras2.

La joven  madre a tiempo completo, dijo: “Yo iba en silla de ruedas para verlos y ellos eran tan pequeños y estaban  en sus incubadoras”.

Los médicos estaban preocupados de que en un primer momento Leah sufriera de  daño cerebral, pero las pruebas más tarde mostraron que estaba bien.

Young dijo: “Ellos realmente asombraron a los médicos con su progreso. Leah era una luchadora. A pesar de que era la menor de los dos era el primero en alimentar y era capaz de respirar por sí misma delante de Josué”.

Los gemelos celebraron  recientemente su cuarto cumpleaños y ahora están con  la altura  y el peso correcto  para su edad.

Danielle Young  muy orgullosa dijo: “Cuando sean mayores le  diré a mis tres hijos la forma en que nacieron contra todos los pronósticos. La gente piensa que son trillizos, porque son tan cercanos en edad”.

“Cuando los miro veo que los  milagros suceden sin duda”.

Comments are closed.