Una abuela enfrenta la pena capital por la muerte de su nieta

 

02 de marzo de 2012: Los fiscales de Alabama dicen que “presentaron una acusación de asesinato”, lo que conlleva la posibilidad de la pena de muerte, contra una abuela acusada de dirigir  a su nieta de  nueve años de edad, a un  castigo por comer chocolate.

La niña Savannah Hardin, de nueve años, falleció el pasado lunes, luego  de que ‘su abuela, Joyce Garrard de 46 años  y su madrastra, Jessica Mae Hardin, de 27,  la obligaran a realizar durante tres horas, un  intenso ejercicio,  porque comió un chocolate.

Los abogados defensores dicen que “las mujeres son inocentes y predicen  que van a ser absueltas”.

Las autoridades informaron  que “Savannah se vio obligada a correr durante tres horas sin detenerse, antes de que se derrumbara”.

Además agregan que “la abuela se enojó cuando Savannah se comió el chocolate, que la niña no iba a comer debido a una condición médica”.

En el juicio que se sigue contra la mujer, el fiscal presentó una grabación de seguridad de un autobús escolar en la que se escuchaba cómo decía “la voy a hacer correr hasta que no pueda más”. “Y eso es lo que exactamente hizo”.

El lunes,  a las 6:45 de la tarde la madrastra llamó  a los servicios de emergencia  porque la niña  había tenido un ataque y no respondía a ningún estímulo.

Savannah fue  trasladada a un hospital de Alabama, donde falleció, y que según los médicos, “la niña  estaba deshidratada y tenía muy bajos los niveles de sodio”.

Comments are closed.