¿Qué es el nuevo Estatuto del Peón Rural?

¿Qué es el nuevo Estatuto del Peón Rural?

29
6
Compartir

 Por Pedro Henestroza para M24Digital

 

17 de diciembre de 2011

 

En los sectores rurales crece el nerviosismo por el proyecto de ley que pasó al Senado para la creación de un nuevo Estatuto del Peón Rural similar al otorgado en 1944 bajo el gobierno dictatorial de Edilmiro Farrel. ¿En qué consiste?

Comencemos por hacer memoria de lo que significa este estatuto. En 1944, a instancias de Juan Domingo Perón, Farrel establece por decreto la normativa, que es luego reafirmado por la ley 12.921 en 1949, generando uno de los tantos enfrentamientos entre las patronales rurales y el peronismo.

Es precisamente esa iniciativa la que fomenta la organización de los peones, inicialmente, en la Federación Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, que luego tomará su nombre actual, Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores.

En 1980, mediante un decreto de la dictadura militar, se deroga dicha legislación y se cambia por un régimen de Trabajo Agrario que quita muchos de los privilegios otorgados a los trabajadores rurales.

El nuevo Estatuto del Peón Rural es, prácticamente, una copia del anterior, aunque introduce normativas propias del Siglo XXI y, particularmente, formas típicas de manejarse por parte de los gobiernos kirchneristas con respecto a la negociación entre sindicatos y patronales.

Por empezar, se prohíbe emplear a menores de 16 años en cualquier área, se fija una licencia por paternidad de 15 días y se establece un nuevo régimen previsional para el peón que reduce la edad de jubilación a los 57 años.

Asimismo, se les reconocen a los trabajadores rurales remuneraciones mínimas que determinará el Consejo Nacional de Trabajo Agrario y que no podrán ser menores al Salario Mínimo Vital y Móvil (en varios casos lo eran), fija períodos y lugares de pagos.

Además, prohíbe pagar de otra forma que no sea en moneda vigente, establece bonificaciones por antigüedad, prohíbe deducir del salario el valor de las mercaderías que se proveen para el trabajo, que la jornada laboral supere las 8 horas y las 44 semanales y regula el trabajo en horario nocturno.

También se establece el reconocimiento de las horas extras, el descanso semanal, obliga a garantizar condiciones de higiene y seguridad a los empleadores, a proveer de ropa de trabajo a los peones.

El punto que más choques tiene es la reforma del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE).

En la actualidad, dicho organismo se encuentra conformado por 4 representantes del sindicalismo y 4 del sector patronal (Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agararia Argentina y CONINAGRO). Controla el ingreso a la formalidad de los trabajadores rurales y las condiciones de trabajo.

El proyecto de ley establece, en cambio, la creación del Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), en el que, además de los 8 miembros actuales, habrá un director y subdirector nombrados por el Ministerio de Trabajo. El ente será, también, autárquico, pero contará, de esta manera, con el visto del Gobierno Nacional para desempeñar tareas fundamentales a la hora de la formalización laboral.

Es lógico, en este punto, que tanto patrones como sindicatos peleen por no relegar el control sobre este organismo. En los hechos, el Poder Ejecutivo podría arruinar cualquier tipo de acuerdo “por debajo de la mesa” que existiera entre ambos bandos, tanto positivos como negativos, por considerarlos fuera del orden del ente.

El Estatuto del Peón pone de relieve, entonces, disputas políticas que van más allá del bienestar de los trabajadores.

6 Comentarios

  1. La verdadel gremio de los rurales es un fraude, nunca le importó el peón. En Salta por ejemplo, los hijos del Bolillón Marinaro les hacen firmar un recibo por una suma y le pagan otra inferior. En feb rero le descuentan los días porque tiene 28. Quién cuida a esa gente????. José.-

  2. Toda mi vida estuve ligado a la producción de tabaco, el cultivo que define la economía de Monterrico (donde vivo), prov. de Jujuy. Mi abuelo fue capataz de finca y eso me permitió ver muy de cerca la vida de peón, aunque nunca lo fuí y ahora soy empleado del tabaco. Sin embargo, y a pesar de que el productor dueño de la finca en la que mi abuelo trabajó por más de cuarenta años era un tipo muy considerado con sus empleados, puedo testificar que vi hombres ya septuagenarios trabajando porque la jubilación no les salía ó por que empezaban muy tarde los trámites para conseguirla. Cuando se terminaban de jubilar se morían, los pobres tipos. Permitir que esta gente se jubile a los 57 años de un oficio devastador fisica e intelectualmente es un acto de justicia. Podrán disfrutar de muchos años de retiro. No olvidemos que los peones rurales no solo trabajan bajo condiciones climáticas adversas muchas horas al día, también manipulan agroquímicos, muchos de los cuales son altamente tóxicos. Todo lo que los beneficie y les signifique mejoras en su calidad de trabajo y de vida es bienvenido.

    • ¿No sería más pragmático agilizar los trámites jubilatorios y de seguridad social (Dígase ANSES)?

      • MI AMORRRRRR ….!!! DONDE VIVÌS ,,,??’ ES LO MEJOR Q LE PUEDE PASAR AL PEON RURAL QUE DEJA LOS BOFES CINCHANDO ………ANDATE A “TRABAJAR” AL CAMPO ……NO DE “PASEO” ,,Y NE VAS A DAR LA RAZON..

    • Estmado,la denominacion peon rural no alcanza exclusivamente al trabajador tabacalero ni mucho menos. Si bien esta tarea de realiza mayoritariamente a la intemperie no se ve afectada por el estres y otras patologias nuevas de la enfermedad profesional. No entiendo porque el limite de edad para jubilarse deba ser inferior al del obrero de la construccion o de otras actividades parecidas. Un trabajador urbano viaja en el Gran Buenos Aires entre dos y cuatro horas diarias para ir a trabajar en condiciones de hacinamiento, con inseguridad manifiesta y medios de transportes, caso el tren, lamentables. Las particularidades sobre la aplicacion correcta de las leyes deben discutirse en los establecimientos con la autoridad que corresponda. Ignorar que la modificacion legislativa al Estatuto es una maniobra politica artera a espaldas del interes de todos, es por lo menos pueril.

  3. El momo est’a en contra del nuevo estatuto del peon rural,porque tiene miedo que se le termine el negocio, no le importa en absoluto el bienestar de los peones, que el 70 % no est’a afiliado a su sindicato, trabajan en negro de sol a sol, son explotados por los socios del momo, ni debe haber le’ido el proyecto de ley,son todos beneficios para los trabajadores, quien se puede oponer, solo los que se ven perjudicados en sus intereses econ’omicos.

Comments are closed.