El peligro del jugo de naranja servido en cafés y restaurantes

16 de diciembre de 2011: Según informaron especialistas en control de alimentos de la universidad de Valencia, “casi la mitad del jugo de naranja servido en los cafés y restaurantes pueden estar contaminados con bacterias peligrosas como la salmonela.”

El problema se debe a  que los exprimidores y jarras se mantienen sucios, así lo comprobaron en 190 lotes de jugo de varios cafés, restaurantes y bares en España.

Los científicos hicieron un llamamiento a las empresas de catering para asegurar las máquinas que se limpien  a fondo y servir la bebida inmediatamente después de exprimirla.

Durante el control, el 43 por ciento de los contenidos fueron ‘inaceptables’ con los niveles de enterobacterias, que pertenece a la familia de bacterias que incluye Salmonella y E. coli.

Los científicos también encontraron que “uno de cada diez muestras contenían niveles inaceptables de bacterias mesófilas, que se desarrolla a temperatura ambiente”.

El problema es que dejan una gran cantidad de jugo en jarras de acero inoxidable, donde se calienta, permitiendo que las bacterias prosperen.

Más del 80 por ciento de los jugos  que se mantienen en jarras de metal contienen  niveles inaceptables de enterobacterias, en comparación con sólo una quinta parte de las muestras de jugo servido en un vaso.

Isabel Sospedra, autora del estudio informó que “Algunos jugos de naranja se consumen  inmediatamente después de exprimidos, pero muchos de los casos se mantienen sin protección en jarras de acero inoxidable”.

“Hemos encontrado que algunos jugos que se guardan en jarras de metal presentan niveles inaceptables de enterobacterias en el 81 por ciento de los casos y en 13 por ciento de los casos con respecto a las bacterias aerobias mesófilas. Sin embargo, cuando el jugo recién exprimido se sirve en un vaso, estos porcentajes caen al 22 por ciento y dos por ciento, respectivamente”.

Además agregó que “exprimidores de jugo y las máquinas tienen una gran superficie y un montón de agujeros y cavidades. Esto favorece a la contaminación microbiana, que es recogido por el jugo, que se está preparando”.

‘Para garantizar la salud de los consumidores, se recomienda que se limpien y desinfectan adecuadamente. Lo mismo ocurre con las jarras en las que se almacena el jugo, aunque su consumo es mayor a medida que se la exprima.’

Comments are closed.