La línea 60 levantó el paro por la violenta amenaza a la nieta de un delegado

 

7 de octubre de 2011

 

Los trabajadores de la línea 60 de colectivos anunciaron que irán a paro en el día de hoy luego de un violento episodio sufrido por la nieta de uno de los delegados que habría sido ordenado por la empresa.

En el día de hoy, la nieta de Daniel Farella, delegado de los colectiveros, fue amordazada y torturada en su casa por 5 hombres contratados, supuestamente, por la compañía dueña de la concesión.

Según relató la joven, de 15 años de edad, los delincuentes que entraron a su casa la ataron a la cama, le mostraron fotos de la libreta de trabajo del abuelo y, mientras le pasaban un cuchillo por el cuerpo, le dijeron que lo matarían y que se tenía que “dejar de joder con los reclamos”.

Los trabajadores acusaron a Micro Ómnibus Norte SA (Monsa), la empresa a cargo de la línea 60, de estar detrás de estos hechos y decidieron ir inmediatamente a paro.

ACTUALIZACIÓN: A las 20, el servicio volvió a la actualidad.