Estados Unidos: Más movilizaciones en contra de los recortes fiscales

Estados Unidos, 2 de octubre de 2011

El sábado, los manifestantes llevaron sus quejas al puente de Brooklyn, protesta que luego se empezó a reproducir en otras ciudades de Estados Unidos. El movimiento que organiza las revueltas sociales se llama “Ocupa Wall Street” y ya sufrió la detención de más de 700 de sus miembros por haber bloqueado el tráfico en el puente de esa ciudad. Boston y Los Angeles también son focos de conflictividad. Hace un par de semanas que el movimiento acampa a pocas cuadras del centro del capitalismo financiero en Nueva York.

Las protestas son en contra de los recortes fiscales que pretende realizar el Gobierno de Obama para ayudar a recomponer el sistema financiero, que sufrió la peor crisis crediticia desde los años ’30. “Los derechos de los trabajadores son derechos humanos”, aseguró un manifestante entrevistado en la ciudad neoyorquina. La tasa de paro no baja, y de los 14 millones de desempleados, el 45% está sin trabajo hace más de seis meses. Actualmente, uno de cada seis estadounidenses vive por debajo del umbral de pobreza.

La ola de protestas se inicio el 17 de septiembre pasado, con cientos de personas débilmente organizadas. Sin embargo, gracias al efecto de las redes sociales, ha sido capaz de movilizar a miles que buscan soluciones a la crisis sin afectar a las clases más bajas.

Tanto en Boston, Los Angeles o Albuquerque, centenares de acitivstas salieron a la calle para solidarizarse con las protestas en Nueva York. Es así que la presión ejercida por los grupos actores hizo que el Gobierno y las intendencias de las ciudades liberen a los que habían sido encarcelados por cortar el tránsito.

Por su parte, en San Francisco hubo una masiva movilización hacia la sucursal del banco Chase, con el objeto de denunciar las operaciones de las grandes corporaciones bancarias. Los sucesos en Estados Unidos ya han motivado el involucramiento de personalidades reconocidas por ser críticas al orden vigente y a las políticas estadounidenses, tales como el documentalista Michael Moore y la actriz Susan Sarandon.

El recorte de servicios públicos a los pobres y necesitados con el objetivo de ayudar a las grandes bancas financieras a recomponer su saldo deficitario y así restablecer condiciones óptimas para la inversión suscita las grandes movilizaciones que se han dado primero en Europa y ahora en Norteamérica.

Comments are closed.