Caso Candela: Nuevos detenidos

13 de septiembre de 2011: Fueron liberados los tres primeros detenidos por el asesinato de la niña Candela Rodríguez, y simultáneamente detuvieron a otros dos sospechosos: un remisero de 35 años, con antecedentes por robo y un hombre internado en un hospital del conurbano.

Los investigadores creen que Candela estuvo cautiva en la casa de la calle Kiernan 992 y allí encontraron huellas del remisero. El otro detenido es un hombre que está internado en un hospital del noroeste conurbano por una golpiza, y de quien presumen que también estuvo en la vivienda.

Voceros policiales indicaron que “un peritaje complementario de la autopsia habría revelado que el cuerpo de la niña presentaba lesiones de reciente data producto de abuso sexual, aunque no había una data que permitiera establecer si esas lesiones (en el recto, provocadas con un objeto duro y romo) fueron propinadas durante el cautiverio o poco antes del rapto de la menor”.

Marcelo Tavolaro, el fiscal de la causa, aclaró que “no contaba con este informe, ya que en un comienzo había confirmado que Candela no sufrió abuso sexual durante su cautiverio”.

Alfredo Monteros, de 75 años; su hijo, Alfredo, de 35, y Gustavo Valenzuela, fletero, de 44, fueron los detenidos liberados ayer, pero continuarán bajo investigación.

Los vecinos de Villa Tesei, en el día e ayer realizaron una marcha, llamada “marcha del perejil”, defendiendo al carpintero Ramón Néstor Altamirano, que continúa detenido.

Matías Morla, el abogado de Altamirano denunció por ‘falso testimonio’ al testigo de identidad reservada cuya declaración fue utilizada para incriminarlo en el caso. Además solicitará que ‘la causa pase al fuero federal’, exponiendo que “Esta causa es un delito federal porque es un secuestro extorsivo; hubo llamadas para pedir dinero, que se produjeron cuando Candela estaba con vida”.

Comments are closed.