Hebe de Bonafini desmintió a Schoklender: “No tenemos cuentas afuera desde hace 5 años”

 

Ciudad de Buenos Aires, 9 de septiembre de 2011

 

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo indicó que ni ella ni su organización tienen cuentas en el exterior, tal como había acusado Sergio Schoklender. Asimismo, desmintió que se haya “financiado la campaña”. “El Gobierno es el que nos ayuda a nosotros, no nosotros al Gobierno”, dijo.

“Hay muchas contradicciones en todo lo que (Schoklender) dice, como que nos quedamos nosotros con dos millones de euros, y resulta que los autos y los aviones los tenía él”, indicó la titular de Madres.

“Sergio no merece respuesta”, dijo a una radio local, “pero la gente sí merece saber cómo fueron las cosas”, agregó.

De Bonafini se mostró segura contra las acusaciones que pesan en su contra. Ejemplificó con la investigación de los peritos que determinaron que su firma había sido falsificada en un contrato de Meldorek.“Yo sabía que no lo había firmado; aunque a veces una puede firmar algo sin leer, sabía que delante del que aparece como dueño de Meldorek no firmé nada porque no lo conozco, no lo vi nunca”, declaró.

La figura en Derechos Humanos habló, también, sobre las acusaciones de que tenía cuentas en el exterior con millones de dólares. Explicó que “en Asturias” se depositaban “contribuciones de intendentes, alcaldes, entidades y compañeros”, llegando a tener “400 mil dólares por el 84′ u 95′”.

Ante eso, aclaró que “todas las cuentas están cerradas, no tenemos más cuentas afuera [del país] hace rato ya, casi cinco años”, y agregó que “hay grupos que nos siguen trayendo donaciones, a veces dinero en mano, compañeros de Australia, de Canadá, de Suecia, que vienen de Italia. No son grandes sumas, pero todos traen aportes”.

Hebe señaló que el dinero se invierte “la Universidad, en afiches, en volantes, en nuestros gastos, en viajes, en todas las necesidades de las Madres. Porque si bien es cierto que cuando te invitaban a un viaje te pagaban todo, había muchas otras cosas que te las tenías que pagar vos”.

A colación de ello, explicó la denuncia de el supuesto financiamiento para la campaña electoral del kirchnerismo. “Si se hicieron afiches fue como en cualquier imprenta, yo no sé, porque una cosa es que se encarguen 100 afiches o volantes o lo que sea y otra que nosotros le financiemos la campaña”, dijo, y recordó que la imprenta de Madres “está a nombre de Pablo [Schoklender] que nos la había afanado, no sabíamos qué se hacía”. “El Gobierno es el que nos ayuda a nosotros, no nosotros al Gobierno”, enfatizó.

Finalmente, Bonafini manifestó su decepción porque “de haber hecho cosas tan lindas y tan buenas, y entregarle a la gente la dignidad… de eso no se habla. Ni de los hospitales ni de todo lo que hicimos. Se habla de basura y basura y basura y basura”.

Comments are closed.