“Enfrentarse a los poderosos tiene un precio, defender a los humildes cuesta caro”

Ciudad de Buenos Aires, 26 de julio de 2011

Miles de personas se congregaron frente al ministerio de Desarrollo Social donde la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, inauguró un gigante mural de Eva Perón.

“La verdad que ésta va a ser para todos, al menos para mí, una noche absolutamente inolvidable. El 8 de marzo del año del Bicentenario declaramos a Evita la mujer del Bicentenario y presentamos en la Casa Rosada la maqueta de lo que hoy estamos viendo aquí”.

“Hecho con inmenso amor y con inmenso respeto a la cultura”, dijo, ya que “no es solamente una representación política, Eva Perón es un verdadero ícono cultural de todos los argentinos”.

“Había estado en Cuba en enero del 2009. Ví la imagen del Che en el ministerio en el que trabajaba. Pensé ‘Como es posible que una sociedad homenajee a su país y nosotros no tengamos un homenaje a una mujer que significo no solamente el ingreso de las mujeres a la politica argentina, la mayor revolución social de la Argentina, sino que asumio sin cortapisas la tarea de la defensa de la patria con más pasión que nadie’”.

“Y allí empecé a hablar con el secretario general de la presidencia, parrilli. Elegí las dos imágenes de Evita”, indicó, y agregó: “la quise mirando al sur, hacia las fábricas, hacia esa fuente donde seguramente miles de trabajadores cruzaron el puente aquel 17 de octubre para alegrar a Perón”.

Mirando al norte, “la Eva profunda, la Eva política, la combativa, la que se desenvolvía en la bandera ofreciendo su vida”.

“Ella, la más odiada pero la más amada, la más agraviada, insultada y descalificada, hoy eternamente victoriosa, mirando a la historia con el amor de su pueblo y el reconocimiento, me atrevería a decir, de todos los argentinos. Porque si de algo no se puede dudar, y es de su dimensión histórica, política, humana y cultural. Queríamos hacer el homenaje en este lugar donde hace muchos años, 60 años, millones de trabajadores le vinieron a ofrecer la vicepresidencia de este país. Mucho más que eso merecía”.

“Hoy nos enseña que nada se tiene sin sacrificio. Enfrentarse a los poderosos tiene un precio, defender a los humildes cuesta caro. Ella pagó con su vida gustosa el precio de ser resguardada para siempre, como se recuerda a los grandes”.

“En nombre de los jovenes que levantan su nombre, en nombre de los trabajadores, en nombre de los productores, los trabajadores, los estudiantes, de todos los argentinos que creen que puede ser construida con el aporte de todos, que sea el simbolo de superar viejas antinomias. Que nos enseñe que es necesaria la unidad nacional”.

“Gracias a los artistas que hicieron ésta obra. Este ícono es para todos los argentinos, es también para la Ciudad de Buenos Aires, donde la despidieron millones de argentinos un 26 de julio como hoy, hace exactamente 59 años”.

Comments are closed.