A seis años de Cromañon, impunidad y sensaciones de vacío

Argentina, 30 de Diciembre de 2010

Ya pasaron seis años del incendio que provocó la muerte de 193 jóvenes en el boliche Cromañon , sin que ninguno de los condenados este preso, pero con la expectativa de que la Cámara de Casación Penal confirme las penas y envíe a la cárcel.

El 19 de Agosto, Omar Chabán, ex dueño del boliche, fue sentenciado a 20 años de prisión, Diego Argañaraz, ex manager de la banda y a Carlos Díaz, ex subcomisario, a 18 años de prisión, mientras que los integrantes de Callejeros fueron absueltos.

En tanto, las ex funcionarias del Gobierno porteño Fabiana Fiszbin y Ana María Fernández fueron sentenciadas a dos años de prisión y el ex mano derecha de Chabán, Raúl Villarreal, a un año en suspenso.

Cristina Bernasconi, madre de Nicolás Landoni, uno de los fallecidos en el siniestro, dijo a Télam que “este año por primera vez el aniversario cae un jueves y va a ser una noche muy calurosa como aquella en que murieron los chicos y eso hace revivir todo mucho más”.

Por otro lado, Raúl Morales, padre de Sofía, agregó que está “con alguna esperanza de que se resuelva algo más justo porque hubo justicia a medias, si los jueces de Casación tienen “sentido común” deben ser condenados Patricio Santos Fontanet (cantante), Eduardo Vázquez (baterista), Cristian Torrejón (bajo) y Eduardo Carbone (saxo) porque “tenían poder de decisión en el grupo”.

Respecto de que no hay ningún detenido por el caso, Morales consideró que “es una sensación de vacío” y “huele a impunidad”.

Raúl Pleé, fiscal, pidió que se chequeen las condenas dictadas y que se revoque la absolución de Callejeros, considerando que cometieron “estrago doloso”, por el cual podrían darles hasta 20 años de cárcel.

Para el fiscal, la banda de rock estaba al tanto de los sobornos que se pagaban a policías para “garantizar” el funcionamiento del local de Once, donde se superaba la capacidad máxima de público permitida.

“Los músicos tenían poder de voto respecto a la seguridad y debieron haber suspendido el show apenas comenzado debido al exceso de gente y el uso de pirotecnia” declaró Pleé.

La tragedia de Cromañón ocurrió el 30 de diciembre de 2004, cuando uno o varios jóvenes aún no identificados arrojaron pirotecnia que alcanzó el techo del local, lo que derivó en el incendio de la media sombra que lo cubría y provocó la emanación de gases mortales que salieron de allí y de los paneles ignífugos.

Tras el incendio, murieron 193 jóvenes y hubo más de 1.500 heridos, lo que convirtió al hecho en la tragedia por causas no naturales más grande de la Argentina.

Comments are closed.