La Justicia habilitó la recolecta de firmas para pedir la revocación del mandato de Macri

Ciudad de Buenos Aires, 23 de septiembre de 2010

Amparado en el artículo 67 de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Tribunal Superior de Justicia porteño habilitó la posibilidad de recolectar firmas para que se revoque el mandato de Mauricio Macri como Jefe de Gobierno de la Ciudad.

El artículo 67 de la Constitución porteña explicita que “el electorado tiene derecho a requerir la revocación del mandato de los funcionarios electivos fundándose en causas atinentes a su desempeño, impulsando una iniciativa con la firma del veinte por ciento de los inscriptos en el padrón electoral de la Ciudad o de la Comuna correspondiente”.

El pedido fue realizado por Roberto Boico, ciudadano porteño, quien acusó a Macri de “mal desempeño en sus funciones por las acciones que originaron su procesamiento en relación a los delitos contemplados en los artículos 153, 248, 293 y 210 del Código Penal”.

Los artículos mencionados son los referentes a las reglas sobre la detención de personas (153); audiencia, resolución sobre la prueba, remisión o rechazo del juicio (210); las sentencias (248) y suspensión de trámite (293).

Las planillas “serán entregadas al señor Boico escalonadamente por la Secretaría Judicial en Asuntos Originarios, en el número necesario para reunir hasta 10.000 adhesiones. El nombrado podrá solicitar nuevas planillas cada vez que complete y entregue al Tribunal la mitad de las recibidas”.

Boico deberá recolectar firmas que sumen el 20% del padrón electoral de la Ciudad de Buenos Aires en 90 días. Una vez hecho esto, la continuidad de Macri como Jefe de Gobierno será sometida a referéndum que contará con la participación obligatoria de la ciudadanía.

El fallo fue unánime y los jueces Ana María Conde y José Casás añadieron que “al decidir la apertura de un trámite similar en el expediente ‘Bergenfeld’ del 2 de febrero de 2005, corresponde dejar constancia que, para evitar toda utilización política del procedimiento, se advierte claramente que el Tribunal no se pronuncia aquí, de manera alguna, sobre la certeza, probabilidad o duda acerca de las imputaciones formuladas al jefe de Gobierno y, menos aún, emite un juicio de valor acerca ellas. En sentido estricto, la ‘preparación del trámite’ sólo significa abrir el procedimiento y entregar los documentos que harán posible la adhesión de los electores”

Comments are closed.