El amor de una madre, ‘revive a su hijo prematuro’


Según publicó  el diario Daily Mail, “Kate Ogg  se despedía de su bebé prematuro, luego  de que los médicos  lo dieran por muerto. El amor y el cariño que la madre  le manifestó durante esos minutos le dio al recién nacido fuerzas para revivir. El pequeño nació con 27 semanas y pesó menos de un kilo”.

Además agrega el informe que “Los doctores le dieron a Kate la noticia más terrible que se le puede dar a una madre. Tras 20 minutos intentando salvar a su hijo, nacido prematuro con 27 semanas, le dijeron que no habían podido hacer nada por él.  Su hermana gemela, Emily sí había logrado sobrevivir”.

‘La madre  destrozada, tomó  a su bebé en brazos y lo sostuvo sobre su piel. Entonces llegó el milagro. Tras dos horas de caricias y palabras de amor de Kate, el bebé dio señales de vida”.

En un comienzo fue un pequeño soplo que los médicos calificaron de acto reflejo. Pero al rato, Kate le dio con su dedo un poco de leche materna y el pequeño comenzó a respirar. “Oh Dios mío… ¿qué está pasando?”, exclamó. Después abrió los ojos, tendió la mano y agarró el dedo. El médico solo decía: “No lo puedo creer, no lo puedo creer”.

La noticia termina con que “La madre, declaró para algunos medios australianos ‘la importancia del contacto con la piel para los bebés enfermos’ y asegura que ‘algunas técnica médicas de lo más novedosa se basan en el contacto corporal entre el pequeño y al madre’. Muchos bebés prematuros rechazan la incubadora. Sin embargo, con la ‘técnica del canguro’, la madre hace de incubadora humana estimulando y alimentando a los pequeños’.

Comments are closed.