El delincuente que baleó a Carolina Píparo robaba desde los 16


Carlos Fabián Burgos, el ladrón que le robó a Carolina Píparo 20 mil dólares y luego le disparó para no ser reconocido, ya había protagonizado una escena de delincuencia hace 2 años, cuando, a la edad de 15 años, robó una pizzería a mano armada.

Una grabación perteneciente a una cámara de seguridad de una pizzería de La Plata, ubicada en la calle 8 entre 41 y 42, muestra como Burgos asalta a mano armada con un ladrón de su banda el local. El robo se perpetuó el 3 de mayo del 2009.

Aparentemente, el delincuente responsable por la muerte de Isidro, el bebé de Carolina, conformaba una banda que asaltaba restaurantes y locales de comida en la Provincia de Buenos Aires.

El padre encabezaba el grupo de ladrones. Su hijo estaba normalmente drogado y esa era la causa por la que buscaba dinero.

La sociedad argentina no debe apresurarse por este hecho. La mayor causa de delincuencia hoy en día es el narcotráfico y la creciente drogadicción de los que menos tienen, pero se suma una complicidad de las fuerzas de seguridad, siempre integradas a estos hechos de delincuencia.

El sistema educativo de hoy debe también reforzarse si queremos evitar actos delictivos en el futuro. Hay que apostar a la juventud para no tener la cultura del miedo que ronda la Argentina hoy en día.

Evitando el narcotráfico, la complicidad policíaca e impulsando la educación para todos y la inclusión social, nuestro país puede cambiar, saliendo de la inseguridad.

Comments are closed.