Rica heredera deja 8 millones de libras esterlinas a su perro y sólo 650 mil a su hijo

Gail Posner murió en el mes de marzo a los 67 años, había nacido  en la riqueza,  su padre era Victor Posner, un empresario y filántropo estadounidense.

Ahora el hijo de la señora  Posner  está en  una batalla legal para anular  su última voluntad.

La rica heredera había hecho los últimos arreglos, creando  un fondo  para que su Chihuahua y otros dos perros  tengan  un fondo de £ 2 millones, una mansión de £ 6 millones frente a la playa en Miami, una serie de guardaespaldas y amas de casa de 17 millones de libras esterlinas y el derecho a vivir sin pago de alquiler en la propiedad mientras cuidan  a los animales.

El hijo, Bret Carr afirma que “su madre fue drogado con analgésicos y  le lavaron el cerebro los ayudantes, quienes usaron su influencia en el año 2008 para dejarlo con sólo £ 650 mil”.

Conchita, que así se llama la Chihuahua, cuenta con un personal a tiempo completo, su propio guardarropa y recibió una lluvia de diamantes.

Carr, afirma que “su madre estaba  profundamente perturbada  cuando contrató  a un publicista para promover a  Conchita como «uno de los perros más mimados del mundo”.

Su abogado, Bruce Katzen, dijo que “cree que la campaña de publicidad fue parte de una artimaña para explicar por qué se necesitaba un fondo fiduciario tan grande para cuidar a los perros”.

Mientras la señora Posner estaba viva, sus excesos hacia los animales se convirtió en un material de leyenda.

En una entrevista  realizada en el año 2007 dijo que “la posesión más preciada de Conchita era un collar Cartier de £ 10 mil, sin embargo el perro se negó a usarlo  después de atragantarse con él” y agregó  que “Conchita es la única chica que conozco que no considera los diamantes a su mejor amiga”.

Normalmente la rica heredera almorzaba con Conchita y le compró  su propia Range Rover para llevarla  a sus citas semanales al spa,  pedicura y manicura.

Finalmente  decidió darle  al perro su Cadillac de oro y se compró un auto nuevo para ella.

Los guardaespaldas y amas de casa no quieren  hacer declaraciones.

Comments are closed.