Barack Obama, logró hoy un importante triunfo político al obtener la aprobación por parte del Senado de un proyecto de reforma financiera

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, logró hoy “un importante triunfo político al obtener la aprobación por parte del Senado de un proyecto de reforma financiera que, evitará que se repitan las circunstancias que hace dos años llevaron al país a la recesión”.

Fue aprobada por 59 votos a favor y 39 en contra y que según fuentes políticas indicaron que se espera que la versión final del proyecto llegue a la Casa Blanca para su promulgación antes del 4 de julio, Día de la Independencia de los Estados Unidos.

Luego de una intensa jornada del Senado, con cien miembros, los demócratas lograron, con el apoyo de varios republicanos, los 60 votos que necesitaban para limitar a 30 horas el tiempo de debate.

El presidente Barack Obama, en la Rosaleda de la Casa Blanca, manifestó que “la medida no busca castigar a los bancos, sino proteger a las personas de crisis como la de 2008”.

Según el presidente, “el proyecto de ley incluye las mayores protecciones para el consumidor que se han visto hasta ahora y protegerá a los consumidores y a la economía y fortalecerá el sistema financiero”.

Además indicó  que “Gracias a la reforma financiera el pueblo estadounidense no tendrá que volver a pagar los platos rotos por los errores de Wall Street. No habrá más rescates pagados con el dinero de los contribuyentes”.

Y agregó que “la reforma proveerá de mayor seguridad a los ciudadanos de a pie, a las familias que buscan comprar su primer vehículo o su primera casa, y en general a los contribuyentes, que no tendrán que pagar por las irresponsabilidades de otros”.

La reforma financiera está llamada a cambiar la regulación del mercado hipotecario, de las firmas financieras y de las tarjetas de crédito y reforzará el papel supervisor de las agencias estatales, con objeto de subsanar los errores que condujeron a la crisis.

Comments are closed.