Descubren ser vivo que no necesita oxigeno para vivir.

Escondido en las zonas más profundas del mar Mediterráneo vive un animal que ha revolucionado a los biólogos de todo el planeta. Es muy pequeño, mide menos de un milímetro y tiene forma de medusa. Y han descubierto que no necesita oxígeno para vivir. Es el primer animal multicelular que se conoce capaz de hacerlo.

El original ser vivo es un loricifero. En concreto vive en uno de los lugares más extremos que la gran masa de agua mediterránea esconde: a 3.000 metros de profundidad, en sedimentos extremadamente salados. Hasta la aparición del loricifero se creía que allí solo vivían virus y organismos unicelulares como las bacterias y las arqueas.

Roberto Danovaro es biólogo marino y es el director de Trabaja en la Universidad Politécnica de Marche en Italia. Asegura que ya se habían encontrado antes estos pequeños seres en la zona del mar que no tiene oxígeno, pero como estaban muertos pensaron que se habían hundido hasta ahí. Esta vez los han encontrado vivos, e incluso algunos a punto de poner huevos.

El secreto de las minimedusitas para sobrevivir en aguas sin oxígeno está en sus células. Nosotros y los seres vivos multicelulares usamos el oxígeno como combustible.

Gracias a él podemos generar ATP, que es energía. El proceso se lleva a cabo en el interior de unas estructuras de nuestras células llamadas mitocondrias. Bien, pues las loriciferas en vez de mitocondrias tienen otras estructuras llamadas hidrogenosomas, que producen también ATP, o sea, energía, pero sin oxígeno.

Algunos expertos en búsqueda de vida en otros planetas aseguran que la existencia de animales como la loricifera anaerobia aumenta las posibilidades de encontrar vida en el Sistema Solar. Como por ejemplo, en la luna de Júpiter Europa, que se cree que esconde un océano superprofundo bajo la capa de hielo que recubre su superficie.

Comments are closed.